El alojamiento en Hawaii puede llegar a ser (y lo es) una de las cosas más complicadas a la hora de preparar el viaje ya que escoger y reservar el alojamiento perfecto puede hacer que el viaje sea el mejor de tu vida o totalmente lo contrario.

No porque no haya; que lo hay y mucho (no en todas las zonas), pero lo que hay no es apto para todos los bolsillos, ya que en los hoteles además del precio del hotel en sí, hay que sumar otros factores.

En este post os vamos a contar dónde nos alojamos en Hawaii y por qué escogimos esos alojamientos y no otros.

Como os contamos en el post de preparación y presupuesto, dividimos el viaje en 4 islas diferentes y en cada isla dividíamos el alojamiento por zonas para poder abarcar mejor todas las visitas que nos interesaban.

En este viaje hemos utilizado principalmente la plataforma Airbnb ya que el precio de los hoteles, se disparaba de manera exponencial. Pero también hemos utilizado en dos ocasiones nuestra web de reservas de confianza Central de Reservas. Los hoteles en Hawaii son excesivamente caros y ojo con esto: mirad bien cuando reservéis, porque los resort fee que cobran en ocasiones, pueden llegar a superar el precio de la reserva. Cuidado con esto.

  • Alojamiento en Kauai.

La parte oeste de la isla al no tener carretera por estar la escaparda costa Napali hace que el buscar alojamiento se complique aun mas ya que dependiendo de el lugar en el que te hospedes tengas que hacer más kilómetros para hacer según qué visitas.

El primer alojamiento en Kauai fue en la zona de Princeville, una zona preciosa al norte rodeada de unas montañas verdes preciosas. El alojamiento se encuentra en una urbanización privada y a pesar de que las fotos en Airbnb no nos gustaban demasiado, llegar allí fue una sorpresa de lo más agradable ya que la zona es preciosa y además la habitación es muy amplia y la urbanización cuenta con piscina y jacuzzi. La dueña del apartamento vivía justo en la puerta de al lado y estuvo pendiente en todo momento de que estuviésemos cómodos, dándonos todo tipo de consejos e indicaciones.

Podéis ver el anuncio completo del apartamento aquí.

Para la segunda etapa en Kauai, encontramos una super oferta en central de reservas del Kauai Shores Hotel. Un hotel en la zona de Kapaa en el que además de tener piscina y jacuzzi, cuenta con uno de los clubs de moda de la zona: el Lava Club. Las habitaciones son las típicas habitaciones de los hoteles americanos, y el precio variaba dependiendo de si te daban o no a la piscina y del tamaño de la terraza.

  • Alojamiento en Maui.

Esta fue la isla más cara de todas en cuanto a alojamiento y en la que más vueltas dimos para reservar. Los hoteles eran muy muy caros… encontré una oferta de un resort en la playa precioso con desayuno incluido pero las tasas doblaban el precio de la habitación. Te cobraban en el concepto de limpieza y resort fee 350 dólares por dos noches… así que nuevamente optamos por airbnb y también por un hostel.

El primer airbnb; cerca de Paia, uno de los pueblos más bonitos de Maui. Un alojamiento precioso, quizá algo pequeño ya que era una minicasa pero que para un par de noches era más que suficiente. Tenía el baño fuera de la mini casa en medio de la selva digamos. Además tenía una terraza preciosa con vistas al mar. Podéis ver el anuncio aquí.

El segundo alojamiento en Maui fue en Hana, la que dicen que es una de las carreteras más bonitas del mundo. Quizá fue el alojamiento más básico de todos y el que menos encanto tiene, pero era de lo poco que había en Hana a un precio que no superase los 120 euros por noche. Aquí tenéis el enlace.

Nuestra última noche en Maui la pasamos en The North Shore Hostel Maui, uno de los hostels más populares de Maui; muy caro para ser un hostel… El ambiente muy bueno. Cogimos una habitación privada (baño compartido) y para una noche estuvo muy bien. Los baños muy limpios y siempre había algún baño libre. Lo reservamos en Central de Reservas.

  • Alojamiento en Big Island.

La isla más grande de Hawaii resultó ser la más económica en lo que a alojamiento se refiere y fueron los mejores alojamientos de todo el viaje.

El primer apartamento estaba en la zona de Captain Cook, una zona menos turística y al llegar fue la verdadera sorpresa del viaje. Un apartamento amplio, cuidado y con todo tipo de detalles… Sus anfitriones resultaron ser encantadores y nos dieron muchísimos consejos e indicaciones además de recibirnos con una botella de prosecco y dos collares dándonos la enhorabuena por nuestra luna de miel.

Un porche con una barbacoa privada y además otro porche en la parte delantera de la casa en la que disfrutar de unos atardeceres con vistas al Pacífico. Aquí tenéis el enlace para reservarlo.

La segunda parte en Big Island la pasamos en una casa cerca de Volcano que resultó también ser una maravilla. Tranquila, y llena de detalles. Además de Netflix, tenía lavadora y secadora que nos vino de perlas para hacer una gran colada. La parte trasera contaba con un jardín precioso y además la zona no podía ser más tranquila.

  • Alojamiento en Oahu.

Oahu es la isla más turística de todas y en la zona de Waikiki no os faltarán alojamientos en los que quedaros… pero si queréis un hotel, hay que desembolsar mucho dinero. Además de eso hay que contar con el parking, que hay que pagarlo aparte y no es nada barato.

En Oahu nos alojamos un par de noches en Waikiki y otras dos noches en la bonita y casi nada turística North Shore.

En Waikiki optamos por un apartamento que contaban con parking privado (para coches compactos) lo que hacía que nos pudiésemos ahorrar un dinero en el parking. El apartamento muy majo, con Netflix y en el mismo centro de Waikiki. Aquí tenéis el enlace.

Para nuestro último alojamiento en Hawaii reservamos un par de noches en North Shore; la que es la mejor zona de Oahu y en la que os recomendamos 100% que paséis un par de días. Nuestro alojamiento era una habitación con entrada independiente que formaba parte de una gran casa; la ducha estaba fuera de la habitación, pero era privada para la habitación. En este alojamiento no hicimos fotos… Aquí tenéis el anuncio completo para reservar.

Como veis, nuestras opciones de alojamiento en Hawaii pasar dos o tres noches en cada uno son ideales (alguno incluso para quedarte a vivir).

Booking.com

El alojamiento en Hawaii es muy caro y como os hemos contado, para nosotros ha sido la parte más difícil en la preparación del viaje; en la que más tiempo hemos invertido, pero estamos muy contentos con el resultado y sobre todo con el precio total. Todas las noches de alojamiento del viaje (incluidas las del Big Sur) han sido 1959 euros lo que creemos que está muy bien para un viaje de esta envergadura.