El Rione Monti, es el primer barrio o rione I de Roma y su nombre viene de las siete colinas de Roma (Monti no era una de las siete colinas pero su nombre viene de la palabra monte).  En este post os vamos a contar qué ver y hacer en Monti, el que ahora está considerado como uno de los barrios de moda de Roma y sin duda, nuestro barrio preferido de la ciudad.

Durante la época romana, este barrio ya estaba perfectamente delimitado en su parte alta y baja. Mientras que en la parte alta había domus (o casas señoriales); en la parte baja conocida popularmente como la suburra, (Suburra sería sub-urbe, y sería lo que hoy se encuentra entre la Via Cavour y la Via Nazionale) la vida era completamente diferente ya que aquí vivían los plebeyos: lupanares, calles con mala fama y unas condiciones de salubridad que nada tenían que ver con la parte alta.

Además, el barrio estaba separado de los foros imperiales por un muro enorme de piedra para protegerse de los incendios y para separar a la pleve del resto (este muro, rodea hoy el Foro de Augusto y la parte alta de la ciudad sería lo que hoy conocemos como la Via Urbana). No os perdáis el mirador del Arco dei Pantani, al final de la Via Baccina.

Pasamos a la Edad Media, donde Monti estaba bastante despoblado debido a la dificultad de que el agua potable llegase en buenas condiciones (hay que recordar el mal estado de los acueductos romanos ya en esa época). Los pocos habitantes del rione desarrollaron una fuerte identidad (tanto es así, que tenían un dialecto algo diferente al resto) y además tenían una fuerte rivalidad con los habitantes del Trastevere (llegando a peleas entre los dos barrios).

Ya en el siglo XX, gran parte de la zona baja de Monti fue demolida para construir la Via dei Fori Imperiali y comenzar a desenterrar lo que conocemos como los Foros Imperiales.

Durante la década de los 80 y 90 este barrio estaba bastante degradado y era considerado peligroso (prostitución, tráfico de drogas y ambientes poco recomendables).

De hecho, desde mi primera visita a Roma en 2008 hasta hoy, Monti ha dado un giro radical y hoy es uno de los mejores barrios para sentir aun la esencia romana. Nos gusta tanto, que en nuestras últimas visitas siempre nos hemos alojado en la zona.

Puedes reservar tu hotel en Monti aquí:

Booking.com

Monti es muchas cosas: es color, es sabor, es esencia, es historia… por eso quería dedicar un solo post a qué ver y hacer en Monti.

Todo lo que pasa en Monti gira en torno a la Piazza Madonna dei Monti. Esta plaza es sin lugar a dudas una de las mejores que ver y hacer en Monti ya que allí se concentran muchos romanos a tomarse una cerveza o un aperitivo, charlar y sobre todo disfrutar de unas de las mejores cosas de la vida romana: disfrutar de su gastronomía y sentarse en las escaleras de la Fontana dei Catecumeni de Giacomo della Porta junto a otros romanos mientras nos bebemos una cerveza o un Spritz.

Otra de las cosas que ver y hacer en Monti y lo que para nosotros es sin duda lo más atractivo es pasear por las antiguas calles del rione. La Via Urbana sigue el trazado antiguo y una de las calles más bonitas del Rione es la Via Panisperna (esta calle es famosa por sus restaurantes, conocidos desde la época de la Dolce Vita italiana. De hecho, Panisperna viene de “panis et perna” o lo que es lo mismo, pan y jamón). No dejéis de pasear por la Via del Boschetto o la Via dei Serpenti (os aseguramos que os enamoraréis sin remedio del barrio).

Descubrir anticuarios, coquetas tiendas de artesanía, de ropa… Locales de ambientes diversos, artistas y un ambiente alternativo que conjuga a la perfección con la esencia romana del barrio.

No dejéis de perderos por sus rincones, de callejear o de entrar en alguno de sus patios porque muchos de ellos esconden agradables sorpresas.

Seguimos con todo lo que hay que ver y hacer en Monti, y otra de las cosas es ir paseando por la Via Cavour hasta descubrir la Salita dei Borgia.

Sube estas escaleras tan bonitas y llegarás a una plaza en la que podrás visitar la Iglesia de San Pietro in Vincoli. Entra y podrás admirar una de las obras cumbres de Miguel Ángel: el Moisés.

Os seguimos recomendando iglesias en Monti. Una de nuestras iglesias preferidas; no solo de Monti, sino de toda Roma es Santa Prassede. Esta pequeña iglesia esconde unos mosaicos maravillosos y además conserva una parte de la columna de la flagelación de Cristo.

Y aunque territorialmente pertecene al Rione Esquilino (en uno de los límites de Monti), no podíamos dejar de hablar de la preciosa Basílica Santa Maria Maggiore ya que es una de las visitas imprescindibles en Roma.

Otras calles antiguas son Via Magnanapoli o la Via degli Annibaldi donde lo mejor que podéis hacer es pasear y descubrir rincones encantadores con ese encanto romano que tanto nos gusta.

Si os gustan los mercados, otra de las cosas que ver y hacer en Monti es visitar su mercado y pasear entre sus puestos alternativos. Además otro de los atractivos de este rione es el poder ver varias torres medievales.

Monti también cuenta con zonas verdes como el Parco del Colle Oppio (ya en los límites del rione) o la Villa Aldobrandini.

Por si esto fuese poco, desde Monti se llega fácilmente a la zona del Coliseo y los foros y según llegas ,se tienen unas vistas fabulosas de uno de nuestros monumentos preferidos del mundo: el Coliseo.

Pero lo que mas nos gusta de Monti, es sin lugar a dudas su gran oferta gastronómica. Es una de las zonas donde mejor hemos comido en Roma: trattorias de toda la vida, restaurantes con más encanto para una ocasión especial, o lugares a los que aun acuden los romanos en su día a día. En este post os hablamos de la gastronomía romana y de todos los lugares en los que hemos comido en la ciudad.

Y aquí os dejamos un pequeño resumen de nuestras recomendaciones para comer y beber en Monti:

  • Antico Forno Ai Serpenti: Via dei Serpenti 122-123. Un forno estupendo para desayunar o tomar un tentenpié (en una de las calles más típicas de Monti).
  • Non c’é trippa per gatti: Via urbana 114. Una de las tantas trattorie de la zona (comimos bien, aunque el servicio fue un poco lento).
  • Trattoria Il Girasole: Via del Boschetto. Es un pequeño restaurante decorado con muy buen gusto, tienen una carta estupenda y el precio es muy bueno. Además, estuvimos cenando y había un chico tocando versiones preciosas al piano.
  • La Casetta di Monti: es uno de los clásicos en Monti. Está situado en plena plaza de la Madonna di Monti. Nosotros estuvimos desayunando, pero se puede comer, cenar o tomar un aperitivo.
  • Trattoria Il Tettarello: Via dei Capocci, 4. Otra trattoria muy recomendable en pleno corazón del barrio con una relación calidad precio estupenda.
  • Trattoria Alle Carrette: Via della Madonna de Monti, 95. Se ha convertido en uno de nuestros preferidos del barrio. Es una trattoria de toda la vida, situada en los límites del barrio. Es uno de esos lugares a los que todavía acude la gente del barrio a comer o cenar. Muy recomendable.
  • La Carbonara: Via Panisperna. Situada en otra de las calles clásicas de Monti, y donde podréis probar unos platos de pasta riquísimos y con un precio bastante aceptable. El lugar además, es encantador.
  • Fuorinorma: Via dei Serpenti, 178. Un moderno local con productos típicos italianos y los típicos “taglieri” para compartir.
  • Ai tre scalini: Via Panisperma, 251. Una bottigleria típica romana con buenos productos pero sobre todo acogedor.

Como habéis podido leer, no son pocas las cosas que hacen que Monti sea nuestro barrio preferido de Roma. Si queréis visitar un barrio aun alejado de las grandes masas turísticas y en el que poder sentir aun la auténtica esencia romana, no olvidéis dedicarle un buen rato a este barrio tan encantador.

Recuerda que siempre es importante viajar con seguro de viaje. Nosotros hace tiempo que confiamos en IATI (podéis preguntarnos cualquier duda que tengáis). En este enlace tenéis un 5% de descuento directo en vuestro seguro.