Yellowstone: consejos básicos e impresiones generales.

Os voy a exponer unos consejos básicos e imprescibles así como nuestras impresiones generales…

– Creo que siempre que se pueda es idóneo alojarse dentro del parque porque ganaréis tiempo y comodidad, pero recordad que es más caro (lo más económico que encontré fueron las pioner cabins, del Lake Lodge que es donde estuvimos nosotros) y que se agotan muy pronto.

Desconozco como serán las cabinas más grandes, pero nosotros teníamos una familia con dos niños justo detrás de nosotros. No os engañéis, quiero decir, aunque sea lo más barato, no son para nada cutres; son cabañitas de madera con mucho encanto, muy pequeñas quizás, pero más que suficientes, y un entorno muy muy bonito.
Si se os sale de presupuesto (a nosotros nos salieron muy bien de precio, unos 268 euros en total); podéis mirar en West Yellowstone que tiene mucha oferta. Desde mi punto de vista no recomiendo dormir en Jackson para visitar Yellowstone porque tendríais que hacer muchos km para ir y volver y no compensa.

– A la hora de planificar un poco las rutas por el parque, recordar hacerlo por zonas para optimizar el tiempo y las visitas. Algunas zonas se ven de forma rápida, pero muchas otras requieren bastante tiempo.

– Intentad comprar provisiones antes de entrar para aprovechar y tener desayunos y comidas (dentro del parque hay tiendas pero son más caras claro y con menos variedad.
– Los animales, os encontrarán, no os preocupéis porque cuando menos lo esperéis allí estarán.

– Ojo con la velocidad dentro del parque, porque os aseguro que los animales se cruzan por la carretera, así que mucho cuidado; esto es muy pero que muy importante recordarlo, de verdad, recordad que esto no es un zoo, que estáis en su hábitat y que los “intrusos”, seréis vosotros.

– Donde veáis coches parados, parad también porque habrá animalillos…

– Me parece imprescindible ir al menos 3 días completos, y si se pueden 4 completos mejor que mejor; y ya sabéis toca madrugar porque se aprovecha mucho mejor el día… Es un sitio que está lejos de todo, a mi sinceramente me parece una tontería pegarse semejante kilometrada para ir dos días… ya que hacéis ese esfuerzo económico, dadle al menos 3 días. Ojo y os hablo sin hacer caminatas largas ni escaladas… Os hablo de visitas normales, y alguna que otra caminata corta…

– Los centros de visitantes e información están muy bien y os informarán de todo sin ningún problema (ya sabéis lo amables que son estos americanos).

– Hacer algún trail a pie, no conformarse solo con ir en coche y parar de vez en cuando…

– La Grand Prismatic, de verdad que tenéis que subir para verla desde arriba, porque si solo hacéis el tramo de la zona de abajo por las pasarelas de madera no podréis saber cómo es de verdad…

Impresiones generales:
Yellowstone ha sido de las cosas más increíbles que hemos visto nunca: esos colores, esos cambios de paisaje en metros, las fumarolas, los géiseres, las piscinas; el poder tener a los animales al alcance de tu mano… Realmente es como estar en otro mundo.
Ha sido la mejor experiencia de nuestras vidas y no sé si volveremos algún día pero os aseguro que es un sitio que tenéis que vivirlo allí, porque por muy maravillosas que os parezcan las fotos… no tienen nada que ver con lo que ves en la realidad… Os aseguro que las fotos no le hacen nada de justicia.
No tengo adjetivos ni palabras suficientes para describiros la cantidad de sensaciones que se viven allí

Ahora mismo tengo una especie de sensación de tristeza, de nostalgia… os confieso que en parte he tardado un poco más en escribir toda la parte de Yellowstone porque me daba pena “cerrar la etapa” digamos.
Han pasado muchos meses; y si bien es cierto que el primer viaje a la Costa Oeste siempre será muy especial; sin duda este viaje ha sido la aventura de nuestras vidas…

Es muy complicado quedarse con un momento, o con una imagen… Todo allí te impacta…
Personalmente nos quedamos (y aquí coindimos los dos), con la imagen de la Grand Prismatic vista desde arriba después de subir la colina campo a través… creo que es lo más maravilloso que he visto nunca, y la sensación de decir… por fín… después de tantos meses ahorrando euro a euro, después de tantas horas de avión, de coche, de madrugones… da igual, estás ahí y la tienes ante ti… y ese instante es tuyo…

55

Y hasta aquí amig@s y seguidor@s, nuestro relato correspondiente a Yellowstone… Espero que con mis relatos, os haya convencido para ir, y el que no pueda, que al menos haya disfrutado con la lectura y las fotos…
No olvidéis que la aventura por el noroeste americano continúa ¡!

Déjanos un comentario!