Un paseo por Marsella.

Comienzo con Marsella los post dedicados a las visitas que hice durante las escalas del crucero por el mediterráneo de Julio de 2013. Algunas por libre y otras (muy a mi pesar) con una agencia externa a la compañía naviera (mucho más económico que realizarlas con la compañía).Esta vez cambio de compañía, ya que el crucero lo hice con mi madre y mi hermano pequeño…

Marsella es la segunda ciudad de Francia en cuanto a población, el puerto más importante de Francia y el mediterráneo y el tercero de Europa.
Es una ciudad muy antigua ya que data del 600 A.C.

Para una visita rápida de la ciudad como era nuestro caso, hay que centrarse en el Vieux-Port o Puerto Viejo así como hacer una visita Notre Dame de la Garde.
El puerto viejo es flanquado por dos fuertes: el de San Juan y el de San Nicolás.

Nosotros optamos hacer esta visita por libre, saliendo del barco en las lanzaderas que te dejan en el Puerto Viejo (9€ por persona ida y vuelta).
Una vez que llegamos al Puerto Viejo, en línea recta de donde te deja la lanzadera, se puede optar por coger unos trenecillos turísticos que recorren el Puerto Viejo y van subiendo por las estrechas y pintorescas calles de la zona hasta que llegan a Notre Dame de la Guarde.

2

Notre Dame de la Garde es una basílica menor, también conocida como Bonne Mère (buena madre) en estilo bizantino… a mí sinceramente pues bueno, no me pareció nada del otro mundo.

1

La colina donde ahora está erigida la Basílica fue utilizada durante mucho tiempo como punto estratégico de control y vigilancia.
Me pareció muy muy pequeña cuando entramos dentro, al menos más de lo que aparenta por fuera…

6

Lo realmente (a mi parecer) y que hacer que merezca la pena su visita, son las vistas que se tienen desde ahí arriba, hacia el puerto,la catedral o hacia la isla de If utilizada como prisión durante muchísimo tiempo y la cual se puede visitar accediendo a ella desde un barco que se toma en el puerto. (También es muy famosa gracias a la novela el Conde de Montecristo).

3

4

Aprovecho para poner una foto de mi madre(artífice del viaje) y mi hermanico:

5

Una vez visto aquello, volvimos al trenecillo que nos dejó de nuevo en el mismo sitio que lo cogimos, y estuvimos paseando por el Puerto Viejo, viendo los puestecillos de jabones y cosas varias, aprovechando para que el peque se hiciese unas fotos con todas las esculturas de animales que había por allí.

8

7

Entramos también en un supermercado a comprar un par de cosas que se nos habían olvidado y aprovechamos para tomarnos algo en un sitio cercano.

Estuvimos paseando por algunas calles solitarias y algo descuidadas y visitando algunas tiendecitas de las muchísimas que hay de jabones, aprovechando para hacer algunas compras.

9

10

Como se acercaba la hora de comer y el peque estaba cansado, decidimos volver al barco a comer y descansar y disfrutar de las instalaciones.

Deciros que al menos esta zona de Marsella me pareció muy bonita, con un encanto especial. Se puede visitar también la Catedral en estilos también neobizantinos, así como los fuertes que flanquean al puerto viejo.

Como véis es muy fácil hacer esta excursión por libre en el caso de que vayas a hacer escala con tu crucero, id sin miedo porque es muy muy sencillo. El puerto hace como una especie de U, y perderse un poco por las callejuelas es una delicia (pensad que la naviera os va a cobrar quizá 60 euros por hacer exactamente lo mismo que hicimos nosotros por 14€).

Los chicos de Go Euro han incluido parte de nuestra información en un post en el que además podéis leer otras recomendaciones de varios bloggers para viajar a la Costa Azul.

7 pensamientos en “Un paseo por Marsella.

Déjanos un comentario!