Un día en Bérgamo

Con motivo de mi reciente “viaje de estudios” (este era mi último año estudiando italiano), y aprovechando que mi vuelo llegaba al aeropuerto de Bérgamo a las 8.00 de la mañana, no podía desaprovechar la oportunidad de visitar la ciudad de la que tantas veces me habían hablado.

Tenía solo la mañana completa ya que a eso de las dos de la tarde debía irme a Milán a reencontrarme con mi profesora para irnos a Turín; pero eso es otra historia…

Tengo que decir también que Alberto no me acompañaba en este viaje, y si bien es cierto que uno puede viajar solo sin problemas; yo no paré de acordarme de él en todos y cada uno de los nuevos rincones que iba a ir descubriendo yo solo (falta de costumbre imagino…).

Bérgamo se encuentra a 40 km al noroeste de Milán y es una ciudad que ha pasado por muchas manos ya que Bérgamo ocupa el lugar de la antigua ciudad de Bergomum, un municipio romano destruido por Atila en el siglo V. Desde 1264 a 1428 fue controlada por Milán, pero después fue controlada por Venecia hasta 1797 (los venecianos fueron los que se encargaron de fortificar la ciudad alta). Más tarde fue ocupada por Napoleón y tras esto pasó a manos austriacas…

1

Como comprobaréis en este post, no voy a entrar en muchos detalles ni de monumentos ni de historia ni nada tan a fondo como en otros post, porque me lo tomé muy de relax y paseando sin prisas disfrutando de la ciudad.

Pues bien, el vuelo como decía, llegó puntual, pero claro yo no tuve en cuenta que era 1 de mayo, fiesta del trabajo, así que al ir a la Oficina de Turismo del aeropuerto me encuentro con la sorpresa de que el transporte no funciona hasta la una de la tarde…

Tenía que pensar un plan B: ¿irme directo a Milán?, ¿pagar un taxi a la ciudad?.

Pues bien, junto a la oficina de turismo, había una especie de oficina que gestionaba transportes privados; así que tras hablar con el responsable; un tio con una pinta de mafioso, reuní a un pequeño grupo de gente y llegamos al acuerdo de que nos llevase a la estación de tren de Bérgamo por 5€ por cabeza (éramos 5), pero el muy caradura quería cobrarnos 25 a cada uno ¡!.

Una vez allí decido que tengo toda la mañana, así que tras comprar el billete de tren a Milano Centrale por 5’30€ me dirigí a la Cittá Alta a pie…

Las vistas que se tienen de la Cittá Alta desde abajo ya te dejan ver que lo que te espera arriba tiene que merecer mucho la pena.

2

3

Por cierto… que las escaleras de subida y con un calor que apretaba… se hizo duro !!!!

4

5

Cuando llegué, apenas había así que pude disfrutar muchísimo de mis primeros paseos y de mi llegada a la Piazza Vecchia donde decidí entrar a desayunar (ya sabéis, no podemos resistirnos a un buen café italiano).

 

 

8

Después de un buen rato sentado en el bar, viendo como poco a poco la ciudad iba cobrando vida, aproveché que aún había poca gente  para entrar a la Capella Colleoni y a la Basílica Santa María Maggiore, cuyo interior me pareció espectacular.

9

13

12

14

10

La Catedral (que está al lado) no me pareció tan bonita como la Basílica, pero también merece la pena la visita.

Tras estar un buen rato visitando este complejo monumental, me fui paseando hasta La Rocca, un bonito parque desde el que se tienen unas vistas espectaculares tanto de las montañas como de la ciudad.

15

16

Ahí sí que estuve un buen rato gozando de las vistas, apuntando notas y haciendo fotos desde todos los ángulos.

17

18

Tras dar la vuelta a toda La Rocca, decidí volver paseando sobre mis pasos llegando esta vez casi a la zona del Orto Botánico para al volver, comprarme un delicioso helado y comérmelo tranquilamente en Piazza Vecchia, en la que los turistas ya habían llegado y estaba aquello que parecía una manifestación…

20

Bérgamo, o más bien su Cittá Alta es muy asequible para visitarla en unas horas; y en mi caso aunque estuve pocas horas, disfruté muchísimo de algunas calles solitarias a primera hora de la mañana y de rincones llenos de encanto, a los que sin duda les debo una visita más tranquila, más pausada, pero sobre todo en compañía.

Como ya se acercaba la hora, decidí bajar por el mismo camino a la estación de tren, y comprobé que aún iban llegando más y más turistas; así que mi consejo es que si sólo disponéis de una hora, intentéis llegar lo más temprano posible para disfrutar de un paseo solitario por la Cittá Alta.

Por cierto que si tenéis que dejar la maleta como era mi caso, frente a la estación de tren (detrás de Mcdonald’s) en el centro de atención al visitante, hay un sistema de consignas automáticas donde por 4€ podéis dejar vuestra maleta.

Tengo que decir, que a pesar del poco tiempo invertido en esta ciudad, me ha parecido una pequeña joya digna de ser visitada; así que si tenéis oportunidad no dudéis en visitarla.

19

Aquí os dejo una pequeña lista de los monumentos de interés a visitar en la Cittá Alta y un mapa:

cartina_citta_alta_en

Piazza Vecchia

Capella Colleoni

Baptisterio

Basílica Santa Maria Maggiore

Duomo

Palazzo Nuovo

Palazzo della Regione

La Rocca

Castillo San Vigilio

8 pensamientos en “Un día en Bérgamo

Déjanos un comentario!