Sudáfrica: Garden Route I

Comenzamos con este post, otra etapa dentro de nuestra ruta por Sudáfrica. Empezamos con este, los post relacionados la preciosa ruta jardín, la cual recorrimos durante 3 días.

mapa 1

Decidimos ir a la reserva Natural De Hoop aunque solo fuese a echar un vistazo, pero el GPS nos daba un punto que nos resultaba muy lejano. Paramos en una gasolinera y yo seguimos las indicaciones que nos dieron pero fuimos hacia Arniston; total que De Hoop volvía a quedar lejos así que dimos la vuelta a Bredarskop para ir dirección a Mossel Bay. La reserva De Hoop quedará para otra ocasión.

De camino vemos grandes campos de colza que no lucían resplandecientes porque el día estaba muy gris y nos lloviznó gran parte del camino hasta que llegamos a Mossel Bay.

2

3

Mossel Bay es una localidad costera de 60000 habitantes, allí paramos en una oficina de información turística y nos dirigimos a ver el faro de la ciudad.

5

Bajamos a la playa, ya que aunque no nos pudiésemos bañar, uno no tiene la oportunidad de pasear por playas solitarias todos los días.

9

11

Estuvimos un rato paseando y nos pusimos camino a Wilderness donde paramos a comer y a disfrutar de nuevo de unos largos paseos por la arena en una playa maravillosa; muy salvaje y con unas dunas que le daban un aspecto mucho más salvaje aun.

12

15

18
Nos fuimos ya al siguiente punto de la ruta donde haríamos noche: Knysna.
Fuimos a ver la zona conocida como The Heads donde estuvimos disfrutando de las vistas tan espectaculares que se tienen desde allí.

20

21

22

25

27

Poco a poco iba anocheciendo así que nos fuimos a la zona del Waterfront, que por cierto estaba animadísimo, lleno de gente que estaba comenzando ya a cenar. Aprovechamos para tomar un par de cervezas y probar las famosas ostras (la ciudad es conocidísima por este producto y además justo en julio se celebra el festival de la ostra) en un local que tenía unas vistas fabulosas del puerto.

29

Antes de que fuese más tarde fuimos a registrarnos en nuestro alojamiento.
El hotel escogido fue un B&B MARAVILLOSO, así en mayúculas: “Paradise House”, con una ubicación privilegiada con vistas a toda la laguna de Knysna. Lo reservamos a través de su web por 69’73€ (este sí que incluía el desayuno).
Aunque no del todo hora de cenar, ya os he ido comentando que hay que cambiar un poco el chip allí así que volvimos al Waterfront y escogimos para cenar un “Ocean Basket” un restaurante de una cadena famosa por allí; y fue un acierto ya que cenamos un variado plato de fritos de pescado (merluza, calamares, anchoas…), un plato de calamares y makis variados, con bebidas y postre por 18’20 euros en total, un precio más que fenomenal.

Volvimos al hotel casi en una oscuridad total, porque además nuestro alojamiento se encontraba fuera del núcleo urbano y de nuevo en unas carreteras con nula iluminación.
La ruta jardín no estaba defraudando para nada.

Por cierto que las vistas desde la habitación no podían ser más fabulosas…

31

Déjanos un comentario!