Parque Nacional Kruger: Olifants

Comenzamos a contaros el que fue nuestro último día completo en Kruger; el cual comenzaba con otro madrugón de los buenos para así poder estar listos para la apertura de puertas.
A las 6 en punto estábamos saliendo con el coche dispuestos a un nuevo día repleto de sensaciones.

Estuvimos rodeando las carreteras y caminos cercanos a Satara, y poco a poco comenzaba a amanecer. Parecía que el día sabía que nos quedaba poco tiempo en el parque porque amaneció un poco nublado…
Era raro, ni siquiera veíamos muchos impalas como los días anteriores, cuando de repente vemos un coche parado en un camino y nos paramos también…

De pronto apareció majestuoso un león macho enorme y precioso, caminando despacio, muy despacio…

2

Pero entendimos que caminaba despacio porque estaba herido y cojeaba…

4

Iba como muy directo a un punto… además de eso vemos aparecer una hiena y salir corriendo a unos chacales…

8

El león desaparece de la escena pero al minuto vuelve a aparecer con un impala en la boca ¡!!!

7

5

Nos quedamos totalmente alucinados, sobre todo porque el león desapareció y aparecieron los verdaderos cazadores del impala: DOS GUEPARDOS ¡!! Les había robado la presa ahí mismo ¡!!

9

14

Se quedaron sentados mirando hacia el león, la hiena observando la escena, merodeando… y los guepardos exhaustos sentados, imagino que con una impotencia brutal.

17

Es curioso como a pesar del león estar cojo y con heridas en las patas (imaginamos que de una lucha quizá con otro macho por ser el alfa de la manada) no se atrevieron a acercarse a él a pesar de estar los dos guepardos juntos…

El león había desaparecido por completo, y la hiena empezó a merodear acercándose poco a poco hacia donde estaban los guepardos… pero uno de ellos se debió mosquear y empezó a correr hacia ella… y a acorralarla mientras el otro seguía mirando imaginamos que al león.

18

19

21

Estábamos viviendo una escena increíble ¡!! Uno de los guepardos acechaba a la hiena, pero se notaba que estaban agotados imaginamos que debido a la caza anterior…porque cada poco tiempo se tumbaban con la lengua fuera…

22

23

29

Pudimos comprobar cómo incluso tenían el morro manchado de sangre.

28

Tenerlos tan cerca y ver bien a estos preciosos felinos, fue de las mejores cosas que vivimos en Kruger. Nos parecieron más bonitos de lo que imaginábamos y esa manera de moverse, tan elegante, casi sensual…

32

El otro guepardo se unió y ambos, se pusieron frente a nuestro coche y se tumbaron. Nos pareció tremendo, parecía que se besaban pero no… lo que hacían era lamer la sangre del morro ¡!!

34

35

Otro de esos momentos para no olvidar jamás y que de nuevo te hacen sentir ese contacto con la naturaleza tan especial.

37

Decidimos volver a Satara a desayunar y recoger nuestras cosas. De camino pudimos ver a lo lejos, escondidas y durmiendo tranquilamente a un grupo de leones entre rocas y matorrales…

38

Ya de camino a Olifants pudimos hacer un buen primer plano de un búfalo y como no, de nuestras amigas las cebras, a cada cual más bonita y por supuesto tan diferentes entre ellas…

40

44

43a

Llegamos a Olifants y nos fuimos directamente al mirador del que tanto había leído, del que tantas ganas tenía de disfrutar; y efectivamente no decepciona, las vistas hacía el río Olifants son absolutamente maravillosas.

46

Nos relajamos tomando una cerveza bien fría ya que el día había escampado y apretaba el calor…
Después de registrarnos y dejar las cosas , esta vez comimos en el restaurante y pudimos disfrutar del ir y venir de jirafas, elefantes e hipopótamos por el río… La vida pasaba tranquilamente en Olifants.

48

49

Volvemos a la habitación y nos relajamos un poco antes de ir al último Sunset Drive…

Comenzamos el Sunset Drive con guía muy muy serio (casi que daba miedo… y que por cierto se llamaba Mr. Wonderfull). Nos pregunta que qué teníamos ilusión de ver… Al unísono casi todo el mundo decía que leones… yo que leopardos… total que así empezamos camino. El guía hablaba con el otro jeep.
Vivimos de nuevo otro anochecer de ensueño y otra noche estrellada que jamás podré olvidar (creo que es de las mejores cosas de los drives…); vemos algún elefante, un hipopótamo que nos miraba amenazante mientras estábamos parados sobre el río viendo atardecer…

51

52

Y una jirafa bebé preciosa ¡!!

54

55

Cuando casi anocheció se juntaron los dos jeeps, y nos hicieron bajar de los mismos… uno de los guías con una escopeta enorme… No entendíamos nada, sobre todo por qué nos hacían bajar del vehículo cuando se estaba haciendo de noche… Bueno pues uno guía miraba unas huellas y otros de ellos… hacía sus necesidades en medio de la sabana…

Volvimos al vehículo y nos dice que va a intentar ir un poco más rápido y a meterse por caminos por los que con nuestro coche no podríamos haber ido (por zonas prohibidas para nosotros). Estuvimos como una media hora sin ver nada, más que algún tímido impala.
Pero el vehículo se para… y ante nosotros aparecen dos leones machos inmensos, preciosos, caminando solitarios por el asfalto mirándonos…

56

59

Que bonitos ¡!!! Y qué manera tan perfecta de despedirnos de Kruger…

57

De nuevo una emoción inmensa, una sensación de felicidad  absoluta que muy pocas veces hemos sentido de esa manera durante un viaje… es muy difícil de explicar… Supongo que el que haya estado en África, el que haya tenido la oportunidad de tener a la naturaleza así en su esplendor me entenderá…

Volvimos hacia Olifants y lo hicimos pasando por caminos totalmente salvajes, en los que no parecían que se metiesen casi ni los vehículos del parque…

Nos fuimos directamente al restaurante a cenar y para terminar nuestra última noche en Kruger, brindamos con un par de mojitos (por cierto, malísimos…) disfrutando de los últimos momentos en el parque.
A pesar del sueño y el cansancio que tenía, no queríamos dormir esa noche, no queríamos irnos de Kruger, y con esa resignación… me dormí pensando en lo maravillosa que es la naturaleza.

4 pensamientos en “Parque Nacional Kruger: Olifants

    • 4 octubre, 2015 en 4:57 pm
      Enlace permanente

      Claro que podrás Vero ! A mí también me encantan los guepardos, son tan bonitos! Y esa forma de moverse…

      Gracias Vero!

      Respuesta
  • 4 octubre, 2015 en 10:14 pm
    Enlace permanente

    Vaya día de sensaciones. Unas imágenes estupendas con un acercamiento a la naturaleza de los grandes mamíferos verdaderamente espectacular. Un saludo.

    Respuesta
    • 4 octubre, 2015 en 10:15 pm
      Enlace permanente

      Muchísimas gracias por leernos, nos alegra que te haya gustado. Un saludo !

      Respuesta

Déjanos un comentario!