Comer y beber en Nápoles.

De sobra conocido es que la gastronomía italiana es algo más que pizza y pasta… Pero si algo hay de sobra en Nápoles son pizzas, y muy buenas. De hecho, allí nació la pizza, según cuentan allá por 1889 de la mano del cocinero Rafaelle Esposito que creó esta pizza para honrar a la reina Margarita creando esta pizza con tomate, albahaca y mozzarella en representación de los colores de la bandera italiana.

Pero la gastronomía de Campania es mucho más que pizza. Entre sus platos más típicos están los Gnocchi alla Sorrentina, la insalata caprese, los spaghetti alla putanesca o los spaghetti alle vongole. Pero además son conocidos sus postres, destacando entre ellos la sfogliatella (una especie de hojaldre relleno de cremas, ricota…) o el babá (una especie de bizcocho con forma cónica rellena de licor).

Una de las cosas que más disfrutamos de esta pequeña escapada por Nápoles fue el poder probar parte de su rica y variada gastronomía. Os contamos a continuación los restaurantes y lugares en los que comimos o cenamos (remarcados en negrita) pero además os dejamos varios de los que teníamos intención de ir por estar muy recomendados por diferentes razones.

Llevábamos apuntados un listado de restaurantes y pizzerías que en su mayoría fuimos cambiando sobre la marcha porque fuimos en pleno “ferragosto” italiano y muchos de ellos estaban cerrados por vacaciones.

  • Pizzería Da Michele: una de las pizzerías más famosas (si no la que más) de Nápoles y como podéis ver en la foto, se forman grandes colas… Nosotros esperamos la friolera de casi 3 horas de cola (tomando algo en un bar de enfrente). Cuando llegas allí, hay que coger un número (o bien para tomar allí, o bien para llevar). Solamente se pueden pedir dos tipos de pizza: margarita o marinara. La espera merece la pena porque os aseguro que las pizzas estaban brutalmente buenas. Además las pizzas a 6 euros.

 

 

 

  • La Masardona: en Via Giulio Cesare Capaccio. Un clásico muy conocido donde probamos un trozo de la típica pizza frita.
  • Nu’ Murzill’ Sapurito: fue todo un acierto. Escondido en una de las calles del Quartieri Spagnoli (Via Sergente Maggiore). Cenamos unos antipasti variados y unos gnocchi alla sorrentina que estaban fabulosos. Cenamos muy bien y nos invitaron al limoncello. Muy recomendable.

 

  • Antica Pizzería dell’Angelo: Piazzeta Nilo. La encontramos paseando de noche por el centro, cerca de la Capella San Severo y estuvimos cenando en la terraza 2 pizzas muy buenas (aunque no comparables con las de Da Michelle) y un tiramisú tan solo pasable. No es caro, ya que la cuenta con dos bebidas no llegó a 30 euros.

  • Trattoria La Campagnola: Via dei Tribunali. Situada frente a la “Napoli Sotterranea” esta trattoria es todo un acierto. Con una carta típica y casera. Cenamos dos platos de pasta (enormes) y una ensalada de pulpo que estaba deliciosa y además probamos sus deliciosas albóndigas; una cerveza grande y una agua además de dos limoncello por 41 euros. Totalmente recomendable y el pan estaba exquisito.

 

 

  • Trattoria O Cerriglio: Entramos en este sitio de camino a nuestro hotel (hay varios por la ciudad). No estuvo mal aunque quizá el servicio fue algo lento. Pero la comida estaba muy buena: 2 bruschette, un plato de calamaretti y un scalopine, con una cerveza y un agua por 30 euros; además nos invitaron al limoncello. El sitio en sí no tiene nada, más que está en la Piazza Dante, no es demasiado bonito pero estaba muy cerca del hotel y la comida estaba muy buena y muy abundante.
  • Il Leone Rosso: aunque no está en Nápoles os lo comentamos ya que estuvimos comiendo allí. Está en Sorrento, casi al lado de la estación de tren. Fuimos después de visitar Pompeya con la intención de ir a Capri, pero sufrí un accidente que hizo que tuviésemos que cambiar de planes. Comimos muy bien y muy abundante: Calamari, canelones, un plato de pasta carbonara, un trozo de torta della nonna, un agua, una cerveza y dos limoncello por 41 euros. Totalmente recomendable si se está de paso por allí.

  • Soabi: Via Scarlatti 130. Comimos unos helados muy buenos, uno de ellos con sabor a pera que estaba riquísimo.
  • Además de estos sitios, estuvimos en varias terrazas y bares de las que te vas encontrando por el camino para tomar un buenísimo Spritz.

A continuación os comentamos algunos de los sitios que teníamos recomendados para ir (algunos de ellos muy recomendados) y que no llegamos a ir o bien por falta de tiempo o porque estaban cerrados por ser ferragosto.

  • Trattoria Gino Sorbillo: Via dei Tribunali, 32. Un clásico en Nápoles y una de las más recomendadas.
  • Pizzería da Gaetano: Via Casanova 109. Hablan muy bien de sus pizzas.
  • Osteria Il Gobbetto: Vico Sergente Maggiore 8.
  • Tándem. Via Paladino 51. Para comer buen Ragú.
  • Pizzería di Matteo: Via dei Tribunali 94. Otra pizzería muy frecuentada por los napolitanos para comer buena pizza.
  • Trattoria da Nennella: Via Lungo Teatro Nuovo 103,104,105. Teníamos muchas ganas de ir a este sitio porque teníamos muy buenas referencias pero lo encontramos cerrado por vacaciones.
  • Trattoria e Pizzeria da Donato: Via Silvio Spavento 41.
  • Regina Margherita Napoli: Via Partenope 19.
  • Antica Pizza Frita da Zia Esterina Sorbillo: Piazza Trieste e Trento, 53.
  • Pastisserie Capparelli: Via dei Tribunali 325

Como siempre, esperamos que os pueda ser de utilidad y que nos contéis si habéis ido a alguno de estos lugares.

 

2 pensamientos en “Comer y beber en Nápoles.

  • 25 octubre, 2017 en 11:56 am
    Enlace permanente

    Muchísimas gracias!! Este tipo de post me encantan, también disfruto mucho probando la comida local en los viajes. Todo anotado para nuestra próxima visita a Nápoles en breve!!

    Respuesta
    • 26 octubre, 2017 en 9:58 am
      Enlace permanente

      Gracias a í por seguirnos. Espero que os sea útil y disfrutéis muchísimo de Nápoles!

      Respuesta

Déjanos un comentario!