De nuevo San Francisco

De nuevo nos despertamos temprano y después de una buena ducha reparadora, bajamos a desayunar al salón de la casa donde Norm nos estaba esperando con un desayuno casero ESPECTACULAR a base de zumo natural, bollería, bizcochos caseros, cereales, tostadas, frutas, mermeladas, café… increíble, de verdad… Aún recuerdo el sabor de las fresas ¡!!!. Estuvimos charlando un buen rato con él acerca de la casa, de Mendocino, y también de España y nuestras costumbres…
A pesar de que fue uno de los alojamientos más caros del viaje, no nos importó porque además de ser un sitio precioso, Norm es una persona súper agradable del que guardaremos siempre un buen recuerdo.
Nos pusimos de nuevo en marcha… rumbo a San Francisco ¡!!.

Seguimos recorriendo poco a poco la carretera de la costa, metiéndonos también un buen rato por el interior y viendo la cantidad de viñedos y pueblos preciosos que hay por la zona.

Y de repente entramos en un pueblo llamado Petaluma… y que vemos??? Un Premmium Outlet… horror ¡!!!!! Y de nuevo paramos… pero esta vez solo compramos una cosa que nos faltaba, no picamos nada más… (ya habíamos picado bastante ya… y nos quedaba la estancia en San Francisco).

Seguimos camino por la US 1, que vistas… y que curvas ¡!!! Alberto con un miedo terrible con tanta curva al lado de los acantalidados…

El siguiente punto de interés era Point Reyes, había visto fotos muchas veces y me apetecía un montón hacer una parada allí… total, que el gps me lleva a un sitio pero donde empieza una caminata de varias millas, no tenemos tiempo… así que damos media vuelta para ver dónde está el faro (en las fotos se veía un sitio increíble) pero vemos que aún queda a bastante distancia; así que desistimos (muy a mi pesar) por falta de tiempo y seguimos hacia San Francisco… aunque el camino desde Mendocino no son muchas millas, al ir por la US 1 se pierde mucho tiempo por la cantidad de curvas y las limitaciones de velocidad, pero merece la pena…

Y ya por fin llegamos a uno de los sitios pendientes de nuestro primer viaje: Sausalito, un pueblo al lado de San Francisco, HIPER TURÍSTICO (tengo que deciros que no me imaginaba para nada la cantidad de gente que encontraríamos allí).

Aparcamos el coche justo al lado de un sitio de comida que estaba a rebosar, pero como tenía buena pinta nos paramos allí a esperar por una mesa, y tuvimos suerte (allí como buitres esperando que alguien se levantase ¡!) y nos comimos un par de hamburguesas bastante buenas la verdad y después nos fuimos dando un paseo a lo largo del puerto.

1

3

El pueblo es bonito, pero vamos, que tampoco creo que uno se pierda mucho si no va… Lo que si tiene son unas bonitas vistas.
Como no queríamos ir muy justos nos fuimos hacia San Francisco para ir primero al hotel a dejar las maletas antes de dejar el coche…

Y por fin cruzamos el Golden Gate en coche ¡!!! Y siento no tener foto, pero a Alberto no le dio tiempo a apañárselas con la cámara ¡!!(Alberto y las nuevas tecnologías…) Pero bueno, nos hizo mucha ilusión poder cruzar el puente ya que la otra vez al entrar por otro sitio no pudimos hacerlo; bueno llegamos en bici a la mitad ¡!!

Conducir por San Francisco es una pasada, con las cuestas y los tranvías; si podéis aunque solo sea unos minutos como yo, no os lo perdáis ¡!!!

Llegamos a nuestro hotel, en esta ocasión el Grant Hotel (recomendación de la bloguera María del blog “Callejeando por el mundo) que lo elegimos a parte de por su ubicación y recomendación de confianza, por el precio. Ya sabéis que San Francisco es una ciudad carísima para alojarse, tanto o más a veces que Manhattan…

Después de registrarnos en el hotel y dejar las maletas; fuimos a devolver el coche a la oficina de Dollar en la calle O’Farrel.
Me temblaba todo el cuerpo, yo solo pensaba que por favor no se diesen cuenta de lo del parachoques ¡!!!
Se me acercó el chico y me preguntó si era Omar no se qué… y yo emmmmmm pues no… Total, que como habíamos cambiado el coche por el problema con la transmisión, se les debió pasar por alto en la oficina cambiar el nombre… así que tuvimos que ir a la oficina a hacer un papeleo… y yo temblando ¡!!! Finalmente en 20 minutos estuvo todo solucionado, y a día de hoy no han hecho ningún cargo en la tarjeta por los “desperfectos” del coche…
(No os imagináis lo tranquilo que respiré cuando salimos de aquella oficina ¡!!!!)

Nos tomamos la tarde de relax y sin tener nada planeado (bueno realmente como en los días que quedaban…) así que estuvimos dando un paseo por la zona de Market Street.
Notareís en este relato sobre San Francisco que vamos un poco a lo loco, porque en nuestra primera aventura americana ya estuvimos por la ciudad y la pudimos expirmir bastante bien.

4

6

5

Market Street es una zona súper comercial y llena de ambiente, entramos en algunas tiendas, y dimos un paseo por el enorme centro comercial hasta que llegó la hora de cenar y fuimos a Lory’s Dinner, un restaurante decorado tipo años 50 que nos gustó mucho…
Después de una estupenda cena (casi todo para compartir… nada de esos platos enormes para cada uno); nos fuimos tranquilamente dando un paseo hasta el hotel… Que por cierto… MENUDO FRÍO ¡!!!!!

El hotel de nuevo, muy correcto, limpio y habitación de sobra para dormir… Sin wifi en la habitación pero si en la zona de recepción…

De nuevo nos levantamos muy temprano porque queríamos ir de nuevo a Mama’s a desayunar; uno de los sitios de más renombre en San Francisco, y en el que ya tuvimos la suerte de estar la primera vez; pero Alberto al estar tan pachucho como estaba, no pudo disfrutar apenas del desayuno…

Llegamos más temprano que la vez anterior y aunque había menos cola… había mucha cola ¡!!! No recuerdo bien cuanto tiempo hicimos esta vez pero puede que una hora… Aun así merece la pena… Ademas te entretienes viendo a la cantidad de orientales haciendo aerobic, yoga, tai chi… en medio de la calle…

8

El desayuno en Mama’s como siempre espectacular, además como anécdota creo que nos sentaron un famoso al lado… entró un chico de color y su novia (una latina ultra choni tipo JLO; claro que ella se pensaba que iba divina…) y la gente lo saludaba a él… La verdad que además se le veía encantado de conocerse… nos miraba un montón y yo creo que es porque no lo reconocimos… Tenía pinta de ser jugador de algún equipo… pero vamos, que ni idea…

Después de tan tremendo desayuno y con la tripa bien llena, nos fuimos caminando por Chinatown, viendo el ir y venir de la gente y el ambiente auténtico del barrio (este si que me gustó, no como el de NY que me pareció un mercadillo sucio y cutre).

9

10

Bajamos de nuevo a la zona de Market, y tras dar una vuelta por la tienda Apple, decidimos ir andando hasta Castro, que aunque estaba lejos, teníamos tiempo y ganas de pasear…
Además siempre ves algo “interesante” por el camino…

11

En nuestra primera visita a San Francisco, Castro lo vimos de pasada y siempre había leído que era uno de los mejores barrios de San Francisco, y no les falta razón… es un barrio divertido, con multitud de tiendas de todo tipo (muchas de ellas eróticas claro).

13

No es como otros barrios “gays” digamos… es más auténtico… quizá sea porque fue el primer sitio donde se inició la lucha por el movimiento, y la gente allí está muy concienciada con el tema… además es un barrio muy bonito.

14

15

Estuvimos en un bar tomando un par de cervezas y aprovechando el wifi grátis y salimos de nuevo a pasear por el barrio; donde además tienen tiendas de ropa y curiosidades muy chulas.
Es un barrio muy agradable, además ves cosas muy curiosas ¡!

17

18

Volvimos de nuevo caminando (que paliza ¡!!) y pasamos por el hotel a soltar una bolsa y descansar un ratillo (antes habíamos parado a comer algo).

Y después de una casi mini siesta, nos fuimos a la zona de Fisherman Wharf pasando por el precioso barrio de North Beach (donde estuvimos alojados la primera vez) que según mi opinión es uno de los mejores barrios de la ciudad.

De camino a Fisherman lucía el sol ¡!! Y hacía una temperatura muy agradable; así que paseando se estaba fenomenal…

19

20

Estuvimos paseando por toda la zona, comprobando de nuevo, que la niebla y las nubes se habían apoderado de la bahía…
Fuimos al Pier 9 porque cuenta la leyenda, que allí se reúnen una gran cantidad de leones marinos… y mejor aún hay otra leyenda que dice que las vistas hacia uno de los puentes más famosos del mundo, son fabulosas…

Pues bien… NI RASTRO DE LEONES MARINOS ¡!!

22

Y eso que veis en la foto… se supone que es el Golden Gate ¡!!! Será posible???? Dos veces en San Francisco y que no pudiésemos hacer una buena foto del Golden Gate…

23

Además hacía un frío otra vez… Estuvimos casi toda la tarde paseando por la zona, entrando a las tiendas de souvenirs, y como no, tomando una exquisita Clam Chouder, la riquísima sopa de gamba servida en un cuenco de pan… Buenísima, y que bien sentaba al estómago ¡!!. AL menos pudimos hacernos esta bonito foto con Alcatraz al fondo…

24

La verdad es que a pasear un sitio muy muy turístico, a nosotros es una zona que nos gusta mucho, es un buen sitio para pasar el tiempo.

25

Volvimos al hotel antes de cenar para organizar un poco la maleta y comprobar que si o si, tendríamos que comprarnos una maleta o una bolsa, porque estaba todo a reventar…

Cenamos de nuevo cerca del hotel y nos tomamos una cerveza tranquilamente comentando la jugada del día… y sabiendo que esto casi casi… se terminaba…

En nuestro último día en San Francisco nos despertamos un poquito más tarde, y tranquilamente bajamos a desayunar algo al hall del hotel (te incluye algo de zumo y unos bollos…), y decidimos ir hacia un par de zonas que nos habían quedado pendientes en la anterior visita.

Comenzamos el día paseando por Japantown, el barrio japonés de la ciudad. Nos sorprendió mucho saber que realmente hay una colonia japonesa importante y que además mantienen sus costumbres y las cuidan (si lo piensas, no es de extrañar, teniendo Japón tan cerca…).

26

Hay varias tiendas japonesas; y además, vimos una señora cuidando un precioso jardín japonés de su comunidad de vecinos.

27

28

29

Seguimos nuestro paseo hasta Alamo Square ya que no queríamos irnos de la ciudad sin visitar de nuevo una de sus postales más conocidas: las Painted Ladies, pasando de camino por bonitas zonas como esta.

26

Estuvimos un rato por la el parque descansando y viendo las bonitas y conocidas casas pintadas…

32

31

33

Y ahora sí que pusimos rumbo a otro de los barrios más conocidos y pintorescos de la ciudad: Haight-Ashbury, el barrio hippie.

35

34

Un conglomerado de calles, llenas de tiendas de segunda mano, otras vintage (carísimas, que me río yo de lo hippie vamos), tiendas de curiosidades, sex-shops, divertidas fachadas, grafittis, comunas y todo lo que os podáis imaginar.
Vagabundos, turistas, locales, hippies, hipsters, góticos… allí todos tienen cabida y nadie está fuera de lugar.

37

36

Nos tomamos una cerveza en un bar cercano para descansar un poco, que menuda pateada nos estábamos haciendo a lo tonto…

Pensamos que lo mejor sería irnos ya al centro, y de camino pasamos por la zona del ayuntamiento y entramos en un restaurante de comida rápida, en el que la verdad pasamos un poco de apuro por el tipo de gente que había dentro… gente muy variopinta vamos a decir, así que comimos rápido y nos fuimos de allí echando virutas ¡!!

Pasamos la tarde en la zona Union y Market donde aprovechamos a hacer unas últimas compras (entre ellas una maleta de mano, de gran oferta en Macy’s) y después de llevar las compras al hotel, nos tomamos un mojito (aprovechando la happy hour de las 5 ¡!) casi casi despidiéndonos de la ciudad…

39

Como aún era temprano nos fuimos de nuevo a Fisherman Wharf a ver si había suerte y podíamos comprobar que la leyenda de ese desconocido puente naranja y los escurridizos leones marinos era cierta…

Pero de camino de nuevo nublado… Manda eggs ¡!!!!

Tuvimos suerte y pudimos ver a dos leones marinos; con gran pena la verdad porque uno de ellos tenía una gran herida en el lomo y el otro estaba lleno de cicatrices, imagino que de las redes, la cantidad de embarcaciones de la zona…

40

41

Y esto es lo mejor que pudimos ver el puente…

42

Deciros que una chica nos dijo que la mejor época y con mejor clima para venir a San Francisco es en Octubre ¡!! No sé deciros, conozco gente que que ha ido en julio también y lo han visto perfectamente… Cuestión de suerte supongo !!

Entramos en una exposición de fotos MARAVILLOSA y gratuíta que trataba de los Parques Nacionales de Estados Unidos… maravillándonos con todos esos paisajes y diciendo en muchos de ellos: “Ahí hemos estado ¡!!”…

Y casi casi se nos hizo de noche así que nos fuimos paseando hacia el hotel y como está al lado, entramos de nuevo a cenar en Lory’s…

44

Casi casi me daban ganas de llorar cuando me metí en la cama pensando que al día siguiente cogíamos el vuelo de vuelta a España…

El día siguiente… no hay mucho que contar… nos levantamos algo más tarde y desayunamos tranquilamente… Fuimos a coger el Bart que nos llevase al aeropuerto a la zona de Market, dando un último vistazo… Cogimos el Bart (8’50$ por persona) y ya en el aeropuerto dimos una vuelta por las tiendas para hacer tiempo…
EL vuelo de vuelta salió puntual, hicimos una pequeña escala en Amsterdam y llegamos a Madrid a la hora prevista…
Nuestra gran aventura, había llegado a su fin…
Pero sabemos que volveremos a San Francisco tarde o temprano, es una de las ciudades que más nos gustan y siempre nos lo pasamos muy bien…

HASTA PRONTO USA !!

Redwood National Park y la costa del Pacífico

De nuevo nos despertamos muy temprano porque aunque el camino no era excesivamente largo… o eso pensábamos…

m47o

Fuimos por la Redwood Hwy, la verdad sin un plan demasiado concreto (aunque yo tenía en mente algunos consejillos que me habían dado anteriormente).

El Redwood National Park, en realidad son un conjunto de parques y bosques estatales.

1t5

Entramos primeramente en el Jevediah State Park donde ya te quedas maravillado con el intenso color verde de la zona y el tamaño de los árboles.

Este tipo de árboles, es una de las especies más grandes del planeta junto con las secuoyas.

Aparcamos el coche y nos encaminamos a hacer el Scout Grove Trail, un pequeño y accesible trail por el que estuvimos completamente solos, todo el camino…

1

3

La verdad es que impresiona el tamaño de los árboles, tanto que casi ni dejar pasar el sol (de ahí el intenso verde, el musgo y la humedad de la zona…).

4

Seguimos metiéndonos más por los bosques haciendo pequeños trails y disfrutando sobre todo de que prácticamente estábamos solos por toda la zona…

5

Íbamos un poco a ciegas porque aunque pedimos información y mapas en un centro de visitantes; las explicaciones que nos dieron de los puntos de interés no las acabamos de enter del todo bien, así que informaros mejor antes de ir.

Los contrastes de los rayos del sol, la neblina y los colores hacían que estar caminando por allí tuviese un cierto halo de misterio…

8

7

9

Bajamos por la Howland Hill Road hasta que enlazamos con la 101 y por fin pudimos divisar la costa del Pacífico… (y comprobar lo nubladísimo que estaba por aquella zona…).

11

Seguimos por algunos miradores más y decidimos bajar a la playa y hacer unas fotos por allí (y comprobar que el agua estaba helada ¡!!).

13

14

Seguimos un rato más por la 101 parando en varios miradores y nos adentramos de nuevo en el interior cruzando el Prairie Creek Redwood State Park y nos pusimos camino a encontrar el inicio del Lady Birds Trail…

Comenzamos a circular por una carretera estrecha y con curvas por en medio del bosque cuando al girar una curva se oye un estruendo en el coche impresionante… paro en seco… NO PUEDE SER… ESTO NO PUEDE ESTAR PASANDO ¡!!!!!

Al parecer unos troncos que salían hacia la carretera y que lógicamente no vimos golpearon el coche rayándolo un poco y lo que es peor… el parachoques trasero, toda la parte derecha descolgada ¡!!!!
ME QUERÍA MORIR ¡!! No paraba de pensar que en España jamás me había pasado nada y me tenía que pasar en el quinto pino (en este caso, sería más correcto decir en el quinto redwood ¡!!) y encima con un coche de alquiler….
Podéis imaginaros mi angustia; porque además los de las compañías de alquiler de coche son unos tiburones que a la mínima te intentan clavar lo que sea ¡!!!

Intentamos mantener la calma y pusimos el parachoques casi casi como estaba (apenas se notaba que se había descolgado, pero como lo revisasen bien, se darían cuenta)…

Esto hizo que yo estuviese bastante intranquilo la verdad y que no pudiese evitar pensar en el tema de vez en cuando…

En fin… ya no había remedio así que seguimos hasta el inicio del Lady Bird Trail.

Lleva este nombre debido a Lady Bird Johnson; la mujer del Presidente Lyndom B. Johnson, ya que fue una activista de los derechos de los animales, conservación de bosques; etc…

Es un trail muy muy bonito y muy recomendable…

15

16

17

El hecho de pasear por ese impresionante bosque, admirando el tamaño de los árboles, las formaciones del musgo con las ramas… muy muy bonito… Te parece mentira el cambio tan increíble de paisajes… Yo no paraba de pensar hace unos días estábamos viendo géiseres y hoy paseamos entre árboles milenarios…

20

19

18

Salimos de nuevo a la costa y ya se había hecho la hora de comer; así que paramos a comer en un sitio muy bonito, donde además estaban varias familias haciendo picnic: Blue Lagoon.

21

Por suerte, el día estaba muy despejado en esa zona y pudimos disfrutar de una comida con vistas muy bonitas.
Nos acercamos a la playa y estuvimos un rato reposando la comida mirando al Pacífico…

23

Después de este pequeño momento de relax, nos pusimos de nuevo en camino parando en algunos pueblecitos de la costa norte de California como por Eureka, un pueblo muy bonito.

24

Seguíamos nuestro camino y de nuevo cruzamos una pequeña parte del Redwood NP y aprovechamos para parar y hacer las últimas fotos de este lugar tan especial.

25

26

28

Y ahora sí, pusimos rumbo a nuestro destino: Mendocino.

Fuimos por la 101 y de nuevo fuimos parando en algunos sitios para divisar la maravillosa costa californiana.

30

31

Pasamos por Fort Bragg y llegamos al poco rato a Mendocino, nuestro último destino de ese día…
Mendocino es un pueblecito muy pequeño de la costa norte Californiana a pocas horas de San Francisco (de ahí que eligiésemos ese sitio para hacer noche).
Un pueblo muy pero que muy bonito situado al borde de unos acantilados.

Es un sitio caro, no creo que encontréis nada barato allí, además de la poca oferta que hay; pero bueno mi querida Beatriz me encontró un sitio precioso y encantador para pasar la noche… Un b&b que casualmente es donde se rodaron los exteriores de la cabecera de “Se ha escrito un crimen” (se supone que en la serie, era la casa de Angela Langsbury).

Nos costó encontrarlo ya que el GPS nos llevaba a otro lado del pueblo; de hecho nos llevaba donde los bomberos; y uno de ellos al vernos por allí salió amablemente a indicarnos dónde se encontraba la casa…

33

La casa es verdaderamente encantadora, y el dueño Norm un hombre amabalísimo. Como os digo es un sitio caro (unos 120 euros la noche nos costó, ya pondré el presupuesto); pero nos apetecía mucho darnos ese capricho…
Después de instalarnos, fuimos a dar un paseo por el pueblo. Las casas allí son una verdadera maravilla, y algunas de ellas (como la nuestra) datan de finales del XIX y aunque están reformadas dejando intacto el estilo de la época…
Nos fuimos paseando hasta los acantilados aprovechando que poco a poco iba cayendo el sol…

34

Y así, poco a poco… nos sentamos al borde del acantilado, a esperar uno de los momentos más maravillosos del viaje…

36

38

Nos dimos cuenta que estaban por allí 3 o 4 personas más… viviendo aquello, viendo como poco a poco… se iba poniendo el sol sobre el Pacífico…

39

Después de casi emocionarme un poco y acordarme muchísimo de nuestra amiga Beatriz (“David, no os podéis perder las puestas del sol en el Pacífico…”); nos fuimos a cenar al único sitio que había abierto (debe haber 2 o 3 sitios en el pueblo); una especie de pub irlandés; con un ambientazo increíble (estaba todo el pueblo allí jajajaj) donde nos tomamos unas cervezas y una buena cena antes de irnos a dormir…

Poco a poco, la ruta en coche se terminaba…

El intenso azul del Crater Lake National Park

Esta etapa del viaje se presentaba algo más sencilla ya que el itinerario era más un plan más relajado. Iríamos de Burns a Grant Pass visitando antes el Crater Lake National Park.

g5wd

Nos pusimos en marcha bastante temprano para poder aprovechar bien el día.

Poco a poco nos fuimos metiendo por varios National Forest como el Deschute National Forest mientras admirábamos esos pinos verdes gigantescos.

Y poco a poco íbamos llegando a Crater Lake.

Entramos por su entrada norte subiendo hacia el cráter e hicimos ya la primera parada en Merrian Point.

Crater Lake es un como su nombre indica un lago en un cráter que inunda parcialmente una caldera de más de 1200 metros de profundidad (cuando leí esto la primera me quedé impresionado…). Es además, el lago más profundo de Estados Unidos.

Había visto fotos antes de ir, y había leído mucho sobre el intenso color azul de sus aguas, pero siempre había pensado que había mucho retoque en ese color azul, que no era posible que fuese tan azul…

Hasta que subimos al primer mirador…

1

Nos quedamos totalmente impactados con ese azul tan intenso… no nos lo podíamos creer…

2

Ese azul tan intenso al parecer es debido a la pureza del agua (una de las más puras del país debido a que no tiene afluentes ni entradas de otras aguas) y a la gran profundidad del lago.
Sus dimensiones son tremendas: 8 por 9.6 km y una profundidad que en su punto más profundo alcanza casi los 600 metros.

6

Volvimos de nuevo al coche parando en diferentes miradores como Punice Point, Cloudcap Overlook o el Phantom Ship… (nombre que le dan a esas formaciones rocosas que se ven saliendo del agua).

8

11

12

Después nos fuimos hasta una zona llamada “The Pinnacles”, una curiosa zona con formaciones de conos volcánicos (una zona curiosa, pero desde mi punto de vista prescindible si se va justo de tiempo).

13

Volvimos a los miradores del lago (poco a poco y casi sin darnos iba pasando la mañana) leyendo algunas de las leyendas que hay sobre el, como la que dice que una langosta gigantesca salió del agua para devorar a un pescador…

Imagen 003

16

Leímos también la historia del Viejo Hombre del Lago, que se trata del tronco de un árbol con cientos de años y que de vez en cuando sale a la superficie para después volver a hundirse…

Imagen 004

Fuimos al centro de visitantes a comer nuestro ya tradicional picnic, y a dar una vuelta por la tienda de souvenirs y luego nos fuimos a ver los últimos miradores como Watchman o el Rogue View Point.

19

20

Aún seguimos muy impresionados y maravillados con la intensidad de ese azul…

21

23

Después de hacer alguna parada más, nos marchamos de Crater Lake, maravillados y gratamente sorprendidos, porque además es una visita muy fácil que se hace a través de la carretera circular parando en los diferentes miradores… Si tenéis la oportunidad, no dudéis ni un segundo en visitar este parque, porque es absolutamente sorprendente. Muy pero que muy bonito, os aseguro que no se os borrará de la retina el azul intenso del lago…

Imagen 006

Salimos por la US 62, una Scenic Bwy increíble que atraviesa unos bosques de pinos impresionantes…

Llegamos relativamente temprano a Grant Pass, donde haríamos noche; y como había Jacuzzi y piscina incluído en el precio pues de nuevo nos dimos un baño antes de salir a pasear por el centro histórico del pueblo, que además lo marcaban como muy interesante; pero de nuevo aquello estaba casi desierto… así que nos metimos en un bar que encontramos abierto y nos tomamos un par de cervezas antes de ir a cenar una ensalada en un sitio cercano.

Y ya al hotel a relajarnos un rato, aprovechar el wifi para ponernos al día, y descansar, que ya se iban notando las jornadas maratonianas…

Como véis fue un día mucho más tranquilo, pero muy bien aprovechado, y además muy sorprendente ver ese lago con esa agua tan azul que nos resultó una auténtica maravilla…

Craters of the Moon, Shoeshone falls y un pueblo de la américa profunda.

Nos despertamos bastante temprano a la mañana siguiente para poder aprovechar bien el tiempo, así que desayunamos en el hotel (un desayuno básico pero suficiente, incluído en el precio) y nos pusimos en marcha… Ese día tendríamos un largo pero muy largo camino por delante…

Iríamos de Idaho Falls a Burns (ya en Oregón)… pasando por Craters of The Moon y Twin Falls… teníamos más de 500 millas por delante y unas 9 horas de coche… pero bueno… haciendo paraditas… Una paliza sí, pero era la única manera de que me cuadrara la ruta que queríamos hacer con el tiempo del que disponíamos.

mapa

Al poco tiempo de salir de Idaho Falls, de camino a Craters of the Moon va cambiando rápidamente y además encontramos un tramo de carretera en obras en las que cortaban un carril por lo que tuvimos algo de retención (no mucho porque éramos 4 gatos por esos caminos…).

Casi nada más terminar las obras, se encontraba el desvío de la primera parada que hicimos ese día: Atomic City, una ciudad en la que hay un reactor nuclear, y bueno yo había leído que se habían hecho en su día se desarrolló la energía atómica… Se supone que es una ciudad abandonada, o al menos en su censo cuenta con unos 28 habitantes (y eso en 2010…)

1

Estuvimos conduciendo nada, unos 5 minutos por allí, viendo como todo, absolutamente todo estaba abandonado…

2

Cuando al girar en una casa… vemos de repente un anciano desdentado, con un cortacésped antiguo, cortando el césped… casi nos morimos del susto… se quedó parado mirándonos y nos saludó (claro no debe pasar mucha gente por allí) así que sin dudarlo salimos de allí pitando ¡!!!! (eso de ver películas de terror tipo “Las colinas tienen ojos” o “La matanza de Texas” no ayuda mucho en estos caso la verdad).

Después de un rato más de carretera llegamos a Craters of the Moon.

Se trata de una reserva volcánica, sorprendente y diferente a todo lo que habíamos visto hasta ahora en el viaje… si bien no es tan vistoso como todo lo demás claro…
Entramos en el centro de visitantes y como curiosidad marcamos en un mapa que tienen, nuestra procedencia…

3

4

La ruta por Craters of the Moon es muy sencilla, vas con el coche parando en los diferentes puntos, donde aparcas y haces diferentes trails muy sencillos y adaptados incluso a sillas de ruedas…

5

7

Subimos por un monte de lava para tener una panorámica de la zona… Hombre yo nunca había estado en una zona así de volcánica (no, no he estado en Lanzarote…) así que sí que me sorprendió bastante…

9

11

Fuimos a la zona de las cuevas, aparcamos el coche y aún andamos un trozo hasta llegar allí… bajé primero a una de ellas, pero no me pareció que fuese un sitio demasiado seguro…

Además hacía un calorazo brutal… así que nos volvimos al coche, y dimos la vuelta (hay que deshacer el camino) para salir de la zona y volver a ponernos en ruta…

Hombre, no es de lo más bonito del viaje, pero sí curioso, y bueno nos quedaba de camino, así que si quizá tuviese que prescindir de algo (aunque me gustó) sería de Craters of the Moon.

Tras otro ratito de coche, llegamos a la ciudad de Twin Falls (Idaho) y allí el Gps nos perdió, y no había manera de que encontrara el sitio donde queríamos ir, así que paramos en el Mcdonald’s donde aprovechamos para tomarnos un refresco, ir al baño y aprovechar el wifi para buscar las coordenadas exactas y meterlas en el GPS.

Ahora sí que nos llevó al siguiente destino: las Shoshone Falls, a 2 o 3 millas del centro de la ciudad.

Después de pagar la entrada (creo que 5$ por cabeza) bajas por una carretera muy estrecha llena de curvas, llegas al mirador…
Las Shoeshone Falls, también son conocidas como las Niágara del Oeste (salvando las distancias evidentemente…).

14

Se encuentran en el cauce del Snake River (si si… el mismo de Teton, que como veis da para mucho…). Tienen unos 65 metros de altura, por lo que son algo más altas que las cataratas del Niágara.

Estuvimos un ratillo por allí haciendo fotos y estirando un poco las piernas (porque allí no hay más que hacer ya que el mirador, se encuentra en el mismo aparcamiento…); merece la pena acercarse a echar un vistazo.

15

19

Volvimos al coche, y ahora sí armados de paciencia que nos quedaba un larguísimo camino hasta Burns en Oregón…

Paramos a comer por el camino y un par de veces más a estirar las piernas, pasando por carreteras desérticas ya en el estado de Oregón, y por pueblos rurales muy bonitos, y pasando de golpe a un cambio paisajístico brutal con verdes praderas, ríos en medio de cañones…

Y llegamos por fin a Burns…

De nuevo el motel, tenía piscina y jacuzzy, así después de registrarnos fuimos a aprovecharla un poco… “pero había allí unos niños que no paraban de chillar y saltar… así que como los niños y nosotros no nos llevamos bien, estuvimos poco rato… (“benditos” niños…).

Imagen

Burns es un pueblo de paso, sin ningún tipo de encanto, ni nada destacable para visitar… pero sí que es un pueblo extraño… de la América profunda digamos…

Burns_oregon
(FOTO TOMADA DE INTERNET)

Cogimos el coche de nuevo para ir a un supermercado que habíamos visto y comprar algo más para las comidad (y unas salsas que traeríamos para casa…) en el supermercado ya vimos gente extraña… no sé una chica muy joven, descalza con un hombre que podría ser su padre (pero por su actitud no lo era), gente como sucia… no sé, digo esto sin ánimo de descalificar a nadie de verdad, pero era gente muy rara… otra gente chillando… otros que hablaban solos… raro, raro, raro…

Pero lo más raro estaba por llegar, y lástima que me dejé la cámara en el motel… Fuimos a cenar a una pizzería que había justo frente al hotel, cruzando la carretera…
Entramos y aquello era como una pizzería de los 50 (pero sin el encanto de los 50 claro…) y nos atiende un chico rarísimo, que cojeaba… hasta aquí todo bien… pero es que empieza a salir gente (como indios…) de todas partes, y casi todos cojeaban… pero es que entra una pareja ya mayor, cojeando y sucios… viene otra señora a pedir, bastante sucia y cojeaba… De verdad que yo estaba flipando en colores…

Sacan la pizza, y eso sí, estaba de muerte eh, buenísima (no quise saber qué llevaba por si acaso jajaajja), y de repente de detrás de la barra… un bebé pelirrojo en un tacataca ¡!!! Pero donde había salido ¡!! Y empieza a salir de la cocina, el padre pelirrojo, los hermanos pelirrojos… Y al rato llega la madre y pelirrojísima también… y casi todo el mundo cojeando ¡!!! Madre mía que gente más rara ¡!! Jajajajaja
De verdad que fue una situación de película de serie “B”.
Así que nos fuimos rápido de allí y bromeando diciendo que en Burns la gente cojeaba…

Y con la gracia nos fuimos ya agotados (sobre todo yo de tanto coche…) a dormir…

De Yellowstone a Idaho Falls.

Como comentaba en la etapa anterior, salimos por West Yellowstone (un pueblo con mucha oferta hotelera en la entrada Oeste del parque) para llegar a Idaho Falls, donde dormiríamos esa noche.

No era mucho tiempo de coche (poco más de dos horas y media), y elegí este sitio aunque tuviese que robarle un poco de tiempo a Yellowstone para adelantar algo de tiempo a la ruta ya que teníamos algunos días con muchas millas por delante…

1

Ya en el estado de Idaho (el famoso estado de las patatas ¡!!) vimos desde la carretera unas vistas preciosas de la otra cara del Grand Teton y de camino, nos dimos cuenta que no habíamos comido así que aunque era un poco tarde paramos a comer una ensalada en un restaurante de comida rápida (si si ensalada… que había que compensar aún los excesos de Las Vegas ¡!!)

Llegamos a Idaho Falls, y de nuevo a las 5 de la tarde… un pueblo fantasma… casi todo cerrado, casi ningún bar abierto…

Idaho Falls es una ciudad ubicada en el condado de Bonneville y que cuenta con unos 59.000 habitantes más o menos…

Estuvimos paseando por el parque que bordea las pequeñas cascadas que se forman en una presa del Río Snake en el centro del pueblo (un sitio muy bonito la verdad). Un parque por cierto atestado de gansos… así que cuidadín con las garrapatas !!!

2

Estuvimos paseando un ratillo por la zona bajando incluso al río, cuando de repente, se para un autobús y empiezan a bajar japoneses a tropel… (aquí???? Claro, los japoneses están en todos sitios ¡!!) y se empiezan a bajar por las rocas al río y hacerse fotos en plan japonés (ya me entendéis…); así que nos volvimos al paseo…

4

3

Por cierto ese templo blanco que veis al fondo de la foto, os diré como curiosidad que es el Templo de Idaho Falls y que es operado por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (muy fuerte… lo sé…) y cuenta con un centro de visitantes propio…

Buscamos algún sitio para tomar una cerveza, pero estaba casi todo cerrado ¡!! Así que el único sitio que vimos fue una vinoteca pijísima… pero bueno allí que nos fuimos y nos pedimos dos cervezas locales (la verdad es que en esta zona del país, muchas de las cervezas que probamos en Jackson, Teton, Yellowstone y aquí, tenían cierto toque a flores… muy ricas).

Seguimos dando una vuelta por el pueblo, y entramos en una especie de pub irlandés, donde estaba metido todo el pueblo que no vimos por la calle ¡!! Así que preguntamos a qué hora cerraban porque tenía muy buena pinta, nos tomamos otra cerveza y nos volvimos al hotel a disfrutar un rato de la piscina y el jacuzzi que teníamos incluído en el precio y relajarnos un poco…

Cuando volvimos al pueblo aún era pronto para cenar (al menos para nosotros) y aún nos tomamos otra cerveza en otro sitio que encontramos ¡!!
La verdad que el pueblo es majo y el que ellos llaman centro histórico bastante bonito…

Cenamos en el irlandés que comenté anteriormente; se llama “The Celt”, cerca del parque… nos tomamos dos de las mejores hamburguesas que he probado en mi vida, os lo aseguro… una de ellas tenía salsa Jack Daniels… con patatas y verduras: y un trozo de la mejor tarta cheesecake que he probado en mi vida… madre mía… aún recuerdo el sabor y se me hace la boca agua… todo esto más dos cervezas: 32$… y con la tripa bien llena, volvimos al hotel a descansar que la siguiente etapa… os aseguro, que fue muuuuuuy larga…

Yellowstone: consejos básicos e impresiones generales.

Yellowstone: consejos básicos e impresiones generales.

Os voy a exponer unos consejos básicos e imprescibles así como nuestras impresiones generales…

– Creo que siempre que se pueda es idóneo alojarse dentro del parque porque ganaréis tiempo y comodidad, pero recordad que es más caro (lo más económico que encontré fueron las pioner cabins, del Lake Lodge que es donde estuvimos nosotros) y que se agotan muy pronto.

Desconozco como serán las cabinas más grandes, pero nosotros teníamos una familia con dos niños justo detrás de nosotros. No os engañéis, quiero decir, aunque sea lo más barato, no son para nada cutres; son cabañitas de madera con mucho encanto, muy pequeñas quizás, pero más que suficientes, y un entorno muy muy bonito.
Si se os sale de presupuesto (a nosotros nos salieron muy bien de precio, unos 268 euros en total); podéis mirar en West Yellowstone que tiene mucha oferta. Desde mi punto de vista no recomiendo dormir en Jackson para visitar Yellowstone porque tendríais que hacer muchos km para ir y volver y no compensa.

– A la hora de planificar un poco las rutas por el parque, recordar hacerlo por zonas para optimizar el tiempo y las visitas. Algunas zonas se ven de forma rápida, pero muchas otras requieren bastante tiempo.

– Intentad comprar provisiones antes de entrar para aprovechar y tener desayunos y comidas (dentro del parque hay tiendas pero son más caras claro y con menos variedad.
– Los animales, os encontrarán, no os preocupéis porque cuando menos lo esperéis allí estarán.

– Ojo con la velocidad dentro del parque, porque os aseguro que los animales se cruzan por la carretera, así que mucho cuidado; esto es muy pero que muy importante recordarlo, de verdad, recordad que esto no es un zoo, que estáis en su hábitat y que los “intrusos”, seréis vosotros.

– Donde veáis coches parados, parad también porque habrá animalillos…

– Me parece imprescindible ir al menos 3 días completos, y si se pueden 4 completos mejor que mejor; y ya sabéis toca madrugar porque se aprovecha mucho mejor el día… Es un sitio que está lejos de todo, a mi sinceramente me parece una tontería pegarse semejante kilometrada para ir dos días… ya que hacéis ese esfuerzo económico, dadle al menos 3 días. Ojo y os hablo sin hacer caminatas largas ni escaladas… Os hablo de visitas normales, y alguna que otra caminata corta…

– Los centros de visitantes e información están muy bien y os informarán de todo sin ningún problema (ya sabéis lo amables que son estos americanos).

– Hacer algún trail a pie, no conformarse solo con ir en coche y parar de vez en cuando…

– La Grand Prismatic, de verdad que tenéis que subir para verla desde arriba, porque si solo hacéis el tramo de la zona de abajo por las pasarelas de madera no podréis saber cómo es de verdad…

Impresiones generales:
Yellowstone ha sido de las cosas más increíbles que hemos visto nunca: esos colores, esos cambios de paisaje en metros, las fumarolas, los géiseres, las piscinas; el poder tener a los animales al alcance de tu mano… Realmente es como estar en otro mundo.
Ha sido la mejor experiencia de nuestras vidas y no sé si volveremos algún día pero os aseguro que es un sitio que tenéis que vivirlo allí, porque por muy maravillosas que os parezcan las fotos… no tienen nada que ver con lo que ves en la realidad… Os aseguro que las fotos no le hacen nada de justicia.
No tengo adjetivos ni palabras suficientes para describiros la cantidad de sensaciones que se viven allí

Ahora mismo tengo una especie de sensación de tristeza, de nostalgia… os confieso que en parte he tardado un poco más en escribir toda la parte de Yellowstone porque me daba pena “cerrar la etapa” digamos.
Han pasado muchos meses; y si bien es cierto que el primer viaje a la Costa Oeste siempre será muy especial; sin duda este viaje ha sido la aventura de nuestras vidas…

Es muy complicado quedarse con un momento, o con una imagen… Todo allí te impacta…
Personalmente nos quedamos (y aquí coindimos los dos), con la imagen de la Grand Prismatic vista desde arriba después de subir la colina campo a través… creo que es lo más maravilloso que he visto nunca, y la sensación de decir… por fín… después de tantos meses ahorrando euro a euro, después de tantas horas de avión, de coche, de madrugones… da igual, estás ahí y la tienes ante ti… y ese instante es tuyo…

55

Y hasta aquí amig@s y seguidor@s, nuestro relato correspondiente a Yellowstone… Espero que con mis relatos, os haya convencido para ir, y el que no pueda, que al menos haya disfrutado con la lectura y las fotos…
No olvidéis que la aventura por el noroeste americano continúa ¡!

Yellowstone: últimos momentos en el parque

Pensamos mucho si madrugar mucho para intentar buscar de nuevo algún grizzlie, pero el cansancio de los madrugones anteriores pudo con nosotros y ese día nos levantamos algo más tarde (aún así… muy temprano ¡!).

No había un plan concreto para ese día, porque en un principio habíamos pensando en ir a una zona de baños termales (la única en la que puedes bañarte en todo el parque) pero estaba lejos, y bueno aunque teníamos tiempo al final desistimos.

Fuimos al restaurante a coger alguna bebida caliente y nos sentamos en el porche mirando el lago tranquilamente…

1

Finalmente decidimos que no podíamos marcharnos del parque sin ir a ver de nuevo la Grand Prismatic… así que allí que nos fuimos…

Fuimos haciendo varias paradas por el camino, la mayoría de ellas por atascos producidos por los búfalos… Que impresión da tenerlos tan cerca ¡!!! Son enormes ¡!!

2

3

Después de estar un rato parados porque había algunos que no se querían mover vinieron unos rangers a intentar controlar el tema, y seguimos nuestro camino; pero al rato tuvimos que frenar en seco porque bueno aquí lo tenéis…

4

Otro amigo decidió cruzarse con nosotros, y al poco rato algunos que se habían quedado rezagados con sus crías…

5

6

Nos pusimos en marcha de nuevo (después de un buen rato parados con el coche debido a la “procesión”), y al poco rato, vimos un par de coches parados así que paramos de nuevo, y vimos a un señor mirando con unos prismáticos… ¿Sería un grizzlie??…

No, no era un grizzlie… pero cuando nos fijamos bien… PERO SI ES UN ÁGUILA CALVA ¡!!!!!!!!!

7

Alberto no se lo podía creer… para él, es uno de sus animales preferidos… y además es uno de los símbolos de América…

8

Fue muy muy emocionante poder verla allí tan señorial, lástima no tener un teleobjetivo mejor… (estaba muy muy lejos la verdad jeje).

Volvimos de nuevo al coche y de nuevo animalillos; esta vez, dos elks enormes que estaban tumbados tranquilamente a la sombra…

9

10

Y poco a poco y con tranquilidad, llegamos de nuevo al aparcamiento del inicio para la subida a ver la Grand Prismatic…
De nuevo no podía creerme que la estuviese viendo, ni que eso fuese posible…

11

12

Estuvimos recreándonos un buen rato allí, y yo aún me aventuré a subir un poco más para que tal eran las vistas desde más arriba…
Como podéis comprobar el punto ideal para verlo es el primero… (o al menos, a mí me lo parecieron…).

13

De nuevo fueron momentos INOLVIDABLES…

Bajamos al coche de nuevo y decidimos ir acercándonos a la salida de West Yellowstone para abandonar el parque…

En el momento en el que me subí al coche, me invadió una sensación de tristeza pero mezclada con una profunda satisfacción personal; y a la vez, con una sensación de no creernos del todo lo que habíamos vivido esos días…

Salimos ahora sí, por West Yellowstone…

HASTA SIEMPRE YELLOWSTONE !!!! ¿Volveremos algún día? seguro que si…

Como véis esta etapa ha sido mucho más pausada y mucho más tranquila, decidimos que la última etapa de nuestra aventura por Yellowstone; y aunque nos quedara alguna cosa por ver, la queríamos hacer sin ningún tipo de planning ni prisa… se nos quedó un poco la espinita de no haber visto ningún grizzlie, pero bueno… creo que lo compensa todo lo demás que vimos…).

Yellowstone: tercer día.

Otro día más en Yellowstone y lo hacíamos desayunando de nuevo en la cabaña y preparando las cosas para emprender de nuevo ruta.

Hoy nos esperaba un día más que intenso, repleto de sensaciones y con un montón de cosas por ver, así que no había tiempo que perder, así que desayunamos algo en la habitación y para meter algo caliente en el cuerpo cogimos un par de cafés en el Lodge.

Paramos de camino en una bonita charca llena de nenúfares para hacer algunas fotos.

1

2

Hoy comenzaríamos por la que es una de las grandes atracciones del parque: el Old Faithful, el geiser más conocido del parque y probablemente del mundo… y toda la zona del Upper Geyser Basin

3

Conocido porque es de los pocos de los que se puede predecir con gran exactitud cada cuanto tiempo va a erupcionar…

Llegamos a la zona del Old Faithful Lodge, y aparcamos bien el coche, y cuando nos dirigimos al Old Faithful acababa de erupcionar… Así que nos tocó esperar una hora…
El viejo fiel, erupciona más o menos cada hora y durante 5 minutos aproximadamente…
Nosotros estuvimos sentados por allí esperando a la siguiente erupción…

Poco a poco aquello se fue llenando de gente, pero no sabéis hasta qué punto; bueno de hecho había gente con comida (tipo cine vaya…).
El rato esperando se nos hizo eterno la verdad, porque además se nos pusieron al lado una cuadrillas de pijos de Miami que “da gusto” oírles hablar… y no nos queríamos mover de allí no sea que le diera por erupcionar un poco antes…

Cuando de repente se empezó a salir más vapor y sin avisar…

4

5

Fíjaos que casi me impresionó más el ruido que hacía shhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh que la cantidad de agua que salía allí y la altura (puede llegar hasta 75 metros…).

6

No se si llegó a 5 minutos pero la verdad es que se me hizo muy corto; y ahora puedo decir que es un espectáculo visual; pero sinceramente para mí no es lo mejor de Yellowstone (comparado con todo lo que ves allí); pero aun así es una auténtica pasada, sobre todo ya os digo que nos sorprendió el ruido…

Emprendimos camino a recorrer toda la zona del Upper Gesin Basin, en su zona sur…

7

Indescriptible y maravilloso, y muy complicado de describir todo lo que nos esperaba en esa zona… colores inimaginables, formas imposibles, olores, sensaciones…

8

9

10

Los colores y formas que forman las bacterias y otros microorganismos en el agua de la piscinas y alrededores son verdaderamente alucinantes.

11

12

A cada paso que dabas veías alguna cosa más bonita que la anterior…

13

14

Pero no solo hay piscinas termales preciosas en esa zona… es una de las zonas con más geiseres del parque… os los entraréis sin parar y muchos de ellos erupcionando sin parar, que maravilla ¡!!

15

16

17

Os aseguro que cada minuto que pasamos allí, estábamos completamente emocionados, primero por la sensación que te invade de que no te crees que todo aquello ves que sea posible, pero también por el hecho de estar cumpliendo un sueño…

Seguimos camino y nos fuimos encontrando con verdaderas maravillas de colores intensísimos…

18

19

20

Al lado de una de las piscinas termales, pudimos comprobar que no hacía mucho tiempo que un oso había pasado por allí ya que las huellas parecían estar frescas… quien sabe si sería el Yogui que tanto estábamos buscando…

21

Continuamos ya por lo que es la zona norte de Upper Geyser Basin, viendo piscinas y zonas cada vez más bonitas…

22

23

24

Hasta que llegamos a una de nuestras piscinas favoritas… La Morning Glory Pool.

25

Que preciosidad de colores… en el cartel informativo entre cosas decía que una vez al año la aspirar para sacar toda la porquería que mucha gente tira… (monedas sobre todo… en fin, sin comentarios…).

26

27

No salimos del camino marcado para llegar a la Gem Pool, y la verdad que la pequeña caminata (nada, 15 minutillos…) mereció la pena y mucho… porque antes de llegar a la Gem Pool ya vimos otra piscina preciosísima:

28

Y aquí la Gem Pool…

29

Deshicimos el camino y seguimos por Upper Geyser Basin, por la zona de géiseres, volviendo de nuevo al punto de inicio, pero viendo géiseres súper activos ¡!

30

31

32

Pero es que según íbamos caminando, cada geiser era mejor que el anterior …

33

34

35

De verdad que impacta mucho estar allí y presenciar todos esos fenómenos geotérmicos…

Terminamos de ver toda la zona (lleva tiempo, es de las más grandes del parque…) volvimos al coche y fuimos al siguiente punto: Black Sand Basin.

36

Otra bonita, muy pequeñita como véis en el mapa pero muy interesante con geiseres activos

37

38

Y colores increíbles…

39

40

Era la hora de comer, así que fuimos al coche y nos dirigimos al siguiente punto: Biscuit Basin, otra zona increíble, que nos dejó sin palabras (bueno como todas…)

41

42

Mirad que colores ¡!!!!

43

44

43

Te quedas completamente ensimismado viéndolo os lo aseguro… además en esta zona te explican también que existe un tipo de artrópodo (entre muchas otras cosas) que solamente puede vivir ahí debido a las condiciones que se dan en esas aguas…

46

Decidimos montarnos el picnic allí mismo en la zona del parking, así que de nuevo nos hicimos unos ricos sándwiches de pavo, comimos algo de fruta, y tan ricamente… y mientras estábamos comiendo nos dimos cuenta que donde estábamos sentados no era un tronco a modo de banco… sino que era la separación para que no pisaras el suelo ya que había riesgo de quemarte ¡! Pero vamos, que afortunadamente no pasó nada… la zona “caliente” estaba más debajo de donde estábamos nosotros…

Y ahora sí… por fin… había llegado el momento… casi puedo decir que era la razón principal del viaje… íbamos a ver la GRAND PRISMATIC SPRING…

Antes de nada, decir que esta gran piscina termal es la mayor de Estados Unidos pero no sólo eso, es la tercera más grande del mundo…
Imaginaos cuando en 1839 fue descubierta por un grupo de cazadores… ¿Os imagináis la cara que pondrían?

La grand Prismatic Spring se encuentra en la cuenca del Midway Geyser Basin, pero para verla en todo su esplendor hay que verla desde arriba…

Es fácil, os dejo el mapa… si venís de la zona del Old Faithful, o desde Biscuit Basin, hay que parar antes de llegar a Midway Geyser Basin… hay un pequeño aparcamiento, y ahí es el comienzo del trail a las Fairy Falls…

47

Aparcamos el coche y comenzamos a caminar por el camino de tierra sin saber muy bien dónde era el punto exacto donde debíamos empezar a subir por la colina…
Nos encontramos con una pareja que venía entusiasmada y que nos decía que debíamos avanzar más y luego subir, que era maravilloso…

Así que seguimos caminando y llegados a un punto decidimos seguir… pero antes de subir nos encontramos con un grupo de gente que estaban por ahí abajo, sin saber muy bien hacia dónde iban creo yo…

La subida no es dura, pero hay que mirar por donde se pisa, se sube por una colina llena de rocas y árboles…

Os aseguro que todo lo que hayáis visto hasta ese momento no es nada… no tengo palabras ni adjetivos suficientes… En ese momento… el tiempo se paró y casi se me cortó la respiración…

Ante nosotros… lo que para mí debería ser una de las maravillas del mundo: LA GRAND PRISMATIC SPRING.

49

Esos colores… esos naranjas y azules… de verdad que os prometo que se me saltaron las lágrimas allí y no me salía una sola palabra… no me lo podía creer, era un sueño…

Después de estar un ratillo allí solos llegó una familia que sólo estuvo unos minutos allí, unos japoneses que hicieron unas pocas fotos y se volvieron a bajar, pero antes les dijimos que nos hiciesen una foto… esta foto sí que teníamos que tenerla de recuerdo ¡!

48

Y volvimos a quedarnos solos… y de nuevo… toda para nosotros ¡!

Y seguimos maravillándonos y contemplando esa maravilla; os aseguro que es… apabullante ¡!!!

52

53

Los colores tan característicos son debidos a la multitud de bacterias pigmentadas que forman como unas biopelículas creo que se llaman que crecen alrededor de los bordes y en las aguas; y también depende mucho de la temperatura del agua y la relación de la clorofila con otro compuesto… El color tan intenso del agua del centro es debido por un lado a su pureza y gran temperatura y también a la gran profundidad del centro (unos 50 metros).

54

Aún estuve un rato más absorto, mirándola sin descanso hasta que me llamó Alberto para que bajásemos de nuevo…

Nos dirigimos esta vez a la Midway Geyser Basin, donde puedes recorrer parte de la Grand Prismatic a través de las pasarelas de madera, pero antes pasas por otras piscinas y géiseres como La Torquoise Pool, la Opal Pool o el Excelsior Geyser…

56

Preciosos colores de nuevo tanto de la Turquoise como de la Opal Pool…

57

58

Una vez que empiezas a recorrer la Grand Prismatic, te das cuenta de lo enorme que es y a la vez, te alegras muchísimo de haberla visto desde arriba, porque como podéis comprobar… no tiene nada que ver…
Aún así, los colores desde abajo son muy bonitos, y la sensación de que te envuelva el vapor (a pesar del intenso olor a azufre…) es impresionante…

59

61

60

62

Aquí tenéis la colina desde donde tuvimos las anteriores vistas…

63

Una vez vista la zona (y guardada para siempre en nuestra memoria…) nos fuimos ya hacia la zona de Lower Geyser Basin, porque además se avecinaba una buena tormenta…

64

Increíble zona de nuevo totalmente diferente a la anterior con bonitas piscinas y una zona llamada Bacteria Mat muy curiosa… (y multitud árboles muertos y quemados en la zona).

65

66

67

Y de ahí, y siguiendo en la zona fuimos a las Fountain Paint Pots.

68

Se trata de una zona de piscinas y fumaloras de barro burbujeante que a mí me parecieron muy curiosas…

69

71

70

Y tras eso sales a otra zona con geiseres y fumarolas donde parece que estás en el fin del mundo… lo que cambia el paisaje en apenas 20 metros ¡!!! De verdad que es que me quedo sin adjetivos para describiros todo lo que se puede llegar a ver…

73

Y ahora si después de aquello, volvimos al coche… se hacía tarde y el de hoy había muy largo y lleno de emociones… Así que volvimos hacia el Lodge por Norris y Canyon Village (dimos mucha vuelta si) para ver si había suerte de ver algún oso grizzlie pero nada de nada… una lástima… Bisontes los que queráis… mirad casi casi llegando al hotel, cual toro de osborne ¡!

74

Por cierto que se nos cruzó un coyote al que estuvimos a punto de atropellar y se cruzó también un Elk así que id despacito y con todos los sentidos puestos ¡!!!

Cenamos de nuevo en el restaurante del Lodge y nos tomamos una buena cerveza comentando todo lo maravilloso que había resultado el día… el último día completo en Yellowstone por cierto…