Los últimos paseos por Manhattan…

Una nueva mañana en Manhattan… Jueves… Un jueves triste la verdad ya que era nuestro último día completo ¡!. No me lo podía creer. Mientras me despertaba pensaba… hace 14 días que salimos de Madrid para empezar la aventura y ya ha terminado?. Estaba muy triste para qué os voy a engañar, pero eso no significaba que no fuésemos a disfrutar a tope hasta los últimos segundos ¡!!.

Desayunamos tranquilamente (más tranquilos y pausados que otros días) y nos fuimos tranquilamente al metro. Rumbo Upper West Side: nos íbamos de visita al Museo de Historia Natural. Que ganas ¡!!!. y mucho más cuando viajas con todo un señor experto en animales, bichos y minerales de todo tipo.

1

El Museo es enorme, y para variar nuestros planes se fueron al garete jeje, pensábamos estar solo una hora… pero en fin… cosas que pasan jejeje. Como íbamos con la citypass (recordar que tanto este museo como el MET son de entrada sugerida no obligatoria) nos entraba también la visita al planetario (una gozada también el nacimiento y muerte de las estrellas)

2

Lo que más me gustó de todo es cómo tienen todo perfectamente montado para que los niños puedan disfrutar a tope del museo… Yo pensaba que era una gozada poder ir a dar una clase de ciencias naturales (no sé cómo se llama ahora…) en un sitio tan impresionante como ese…

3

Cada sala era más impresionante que la anterior… mamíferos, la sala de la gran ballena, los dinosaurios, civilizaciones… una auténtica gozada de verdad.

4

6

Mucha gente me decía que no merece la pena, que el de Londres o Washington es más bonito… a mí ahora que he visto los 3 puedo deciros que son diferentes, y cada uno tiene su encanto.
Luego claro está depende de la opinión personal de cada uno (tan respetable como la que más).
Pero nosotros entramos cuando abrió y cuando nos dimos cuenta era la una y media del mediodía…

Cuando salimos, bajamos paseando junto a la parte oeste de Central Park, para ver el Dakota con más detenimiento…

La verdad es que tiene cierto halo de misterio, y si ya le sumas toooodas las leyendas que existen sobre fantasmas, asesinatos, suicidios…

8

Paseando por esta zona, te das cuenta que aunque no tiene el mismo encanto que otras zonas de la ciudad, es muy tranquila, se nota las grandes mansiones, y conserva ese toque rancio de las antiguas fortunas (el upper west side, hace muchos años era dónde vivía la gente bien digamos; las grandes fortunas de la ciudad).

Seguimos bajando hasta llegar al Lincolm Center para ver un poco la plaza (un sitio muy bonito por cierto).

9

10

Era ya hora de comer y la verdad que había hambre jeje así que fuimos a un sitio que tenía apuntado y que no quería dejar de probar… Burguer Joint at le Parker Meridien; en la 119 West 56th Street. Cuando llegamos alucinamos porque es un edificio de lujo, y yo pensando madre mía… pero dónde estamos??? Pues resulta que está escondida la hamburguesería, tras una cortina roja (tipo club de alterne la verdad…) según entras a tu izquierda.
El sitio cuanto menos es… curioso; es muy muy pequeño y se suelen formar colas (tuvimos suerte porque no tuvimos que esperar, al poco rato sí que llegó más gente). Tu pides en la barra (solo hay hamburguesas y patatas) y al rato chillan tu nombre para que lo recojas… La verdad es que estaban realmente buenas, a un precio muy bueno y en un sitio ya os digo, cuanto menos curioso.

11

Después de comer decidimos acercarnos a la Disney Store de Times (paseando por la quinta por supuesto) a comprar unos regalos que nos quedaban y al apartamento a dejar las bolsas y a decidir el plan de la tarde…

13

Cuando salimos (sin decidir muy bien aún hacia dónde tirar) al final cojimos el metro dirección a Penn Station para ver uno poco la zona de Union Square.

A mí me gustó mucho también, es que es cruzar la calle en Manhattan o irte de una avenida a otra y es como estar en otra ciudad ¡!!

16

Entramos en Macy’s por quitarnos un poco la espinita de verlo, y al final acabé comprándome una boina (bo se puede decir que no compramos en NY no…) y al salir de Macy’s nos fuimos ya hacia Union Square.
El parque junto a Union Square (me recordó un poco a Bryant Park, salvando las distancias) es muy tranquilo también así que dimos una vuelta por allí viendo gente leyendo tranquilamente en el césped, tomando un café tranquilamente o relajándose después de la jornada laboral.

14

17

Nos paramos un rato a ver una especie como de show de unas coreografías de un grupo que iba cogiendo a gente del público… mira que pasan cosas en Manhattan ¡!!

19

Como estábamos al lado, no me quería perder las recomendaciones de un montón de gente y pasamos a Max Brenner, la famosa chocolatería… MADRE MIA ¡!! ESO ES EL PARAÍSO ¡!!!! Tooooooooooooooodo el tipo de chocolate, dulces, o pasteles que os podáis imaginar ¡!! Incluso había tuberías por las que pasa el chocolate ¡!!! Bueno es que se me hacía la boca agua ¡!!!. Incluso pizza de chocolate, si sí ¡!!! Pizza ¡!!! No la pedimos porque me pareció mucho pero nos pedimos un pastel relleno y recubierto que eso era gloria bendita ¡!!

20

Cuando descansamos un poco, dijimos y porqué no volvemos al Greenwich??? Pues sí, nos gustó tantísimo esta zona que allí que nos fuimos a dar un último paseo.

Nos acercamos a la zona de Washington Square, que estaba súper animada a esas horas, con gente paseando, jugando a la pelota, charlando tranquilamente y yo aproveché para hacerme unas fotos y pasar un rato divertido posando para la cámara…

21

24

Teníamos pensado volver al 230 5th para ver las vistas de noche, pero al final nos quedamos paseando por el Village y nos fuimos al famoso Café Wha por recomendación de una conocida.
Cuando llegamos había ya bastante gente haciendo cola, y pensé pues chico, sí que es conocido sí… total que nos ponemos a la cola porque ya abrían…

Pues bien nos sentamos… y resulta que el jueves hay música en directo, anda que bien ¡!! Ya, pues 5 dólares por cabeza por la música, pero pensé oye, estos chavales también tienen que comer… que la vida del músico de a pié (que me lo digan a mí…) es muy dura.

28

Y de esto que cuando viene la camarera le pido dos cervezas y me dice que ok pero que la consumición mínima son dos cosas por persona… Perdona ¿????????????? Bueno es no me gustó mucho pero en fin… el ambiente la verdad es que era genial, casi todo gente del barrio, y los músicos muy muy buenos; así que “morimos al palo” y al final tomamos unos nachos (muy normalitos la verdad) y 3 cervezas…; pues bien, nos trae la cuenta… 58 dólares de nada… casí me muero ¡!!! Y la propina incluida y obligatoria GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR. Eso no me gustó ni un pelo… eso sí, el bar me encantó, el ambiente, la música, un 10. Y de hecho cuando vuelva a la ciudad seguramente volveré al WHA jeje.

29

Ya era tarde cuando salimos así que nos fuimos ya hacia Times a hacer nuestras últimas fotos nocturnas y casi con las lágrimas fuera nos fuimos muy despacito al apartamento… Terminaba así nuestro último día en Manhattan…

30

Cuando sonó la alarma del teléfono, no me lo podía creer… había llegado el día. ¿ya?, ¿tan pronto?… Pues sí, todo empieza y todo acaba…

Nos levantamos y comenzamos a colocar todas las cosas, hacer las maletas y dejar el apartamento en condiciones y dejarlo todo listo para volver solamente a dejar a coger las maletas para irnos al aeropuerto.

Pero bueno aún teníamos toda la mañana para pasear tranquilamente por la ciudad…

Volvimos a Times Square a disfrutar tranquilamente por últimamente (al menos durante este viaje) del ir y venir, de la gente, del bullicio… NO ME QUERÍA IR ¡!!!

3

Nos fuimos hacia la zona de Bryant Park, donde compramos un par de cafés en Starbucks y nos fuimos al parque a tomarlos tranquilamente como dos neoyorkinos más…

5

Pues para qué os voy a engañar… tristes; estábamos muy tristes. Y a pesar de que estábamos agotados, yo creo que aún hubiéramos aguantado más días de trote.

De verdad que no me podía creer que ya hubiese terminado todo… tan pronto y a la vez parecía lejísimo el día de la llegada la semana anterior y muy muy lejano esa maravillosa ruta en coche por el este….

El tiempo pasaba rapidísimo así que echamos un último vistazo al Chrysler y nos fuimos a pasear tranquilamente y sin ningún tipo de prisa por la quinta avenida, entrando en algunas de sus tiendas a mirar ropa o alguna que otra cosa.

Y la temida hora se acercaba… y cómo no queríamos tener percances, nos fuimos hacia el apartamento tranquilamente.

Paseamos por Hells Kitchen por última vez y recogimos nuestras maletas, dejamos las llaves encima de la mesa y al salir se me puso un nudo en la garganta…
Fuimos hacia la estación de metro de Port Authority para ir hasta Penn Station… cogíamos el metro por última vez…

Ya en Penn Station esperamos para coger el tren que unos 20 minutos nos llevaría al aeropuerto de Newark…

Llegamos con tiempo más que de sobra al aeropuerto y ya comimos algo por allí y estuvimos esperando tranquilamente la salida del vuelo…

Y sin más… vuelo sin complicaciones y llegada a Madrid con algo de retraso… Allí de nuevo y como el año nos esperaban nuestros amigos para disfrutar de un buen fin de semana…

Había terminado nuestro segundo periplo americano… no sabíamos que lo que nos esperaba para este verano que en nada esta aquí, era algo INCREÍBLE; pero para eso… aun tendréis que esperar un poco mas…

Totalmente enamorados de Nueva York.

Amanece de nuevo en la city… pero esta vez nos despertamos un poco más tarde que los otros días (realmente el cansancio acumulado se iba notando y mucho…). El día de hoy aunque intenso como todos era más relajado en cuanto a sitios a visitar.

Después de un buen desayuno en el apartamento como de costumbre, salimos dispuesto a patear la primera zona del día, y uno de los sitios a los que le teníamos muchas ganas: el High Line Park.

El High Line es un parque elevado. Se trata realmente de la reconversión de una zona industrial de vías de tren, que gracias a la asociación de los amigos del High Line ha sido posible su reestructuración.

http://www.thehighline.org/

Tiene más de 2 kilómetros de largo y cuando nosotros estuvimos seguía una parte en obras porque está previsto alargarlo… Si no me equivoco actualmente va desde la W34 Street hasta la 10/11 St. más o menos.

1

Como era temprano, estábamos recorriéndolo casi solos, una verdadera gozada… el parque elevado es una de las zonas más tranquilas que visitamos en la ciudad y te encuentras gente pintando, corriendo, o simplemente descansando en uno de los múltiples bancos que hay habilitados por todo el parque.

Las plantas que crecen salvajes a sus lados no desmerecen para nada la arquitectura del parque ni las vistas que se tienen desde él…

10

3

9

Como os digo las vistas son fabulosas: las azoteas de la ciudad, el Empire, los grafittis por las fachadas…

5

4

6

8

9

Nosotros lo paseamos entero de principio a fin, os aseguro que os encantará, porque es diferente, fuera de lo común y muy tranquilo para estar en medio de Manhattan.

12

Al bajar del High Line lo casi casi por la zona del Meatpacking District, una zona que se ha puesto muy de moda, tipo Soho con tiendas de diseño, lofts y tiendas trendy. Antiguamente era el distrito de la carne con varios mataderos.
Me sigue sorprendiendo muchísimo la capacidad de estos neoyorkinos para reinventar tan rápido las zonas y sacarlas a flote para que no caigan en el olvido o no se conviertan en zonas deprimidas…

13

14

Y poco a poco nos fuimos metiendo en el Greenwich Village, la que se ha convertido sin lugar a dudas en mi zona favorita de la ciudad.

El Greenwich Village fue creado en 1712 como un barrio aparte y en el 1822 recibió a muchísima población de la ciudad debido a una epidemia de fiebre amarilla.

16

El Village, siempre ha sido considerado un barrio bohemio y de tendencias artísticas. Pasear por allí, es pasear por otro Nueva York diferente, más tranquilo, más pausado.

Caminando despacio y sin prisa llegamos a nuestro primer punto de interés. Como buenos fans de la serie “Sexo en Nueva York”, nos acercamos a Magnolia Bakery a probar una de sus exquisitas (y caras) cupcakes. Os aseguro que es una de las mejores cupcakes que he probado en mi vida ¡!!. Pensaba que a lo mejor la fama le venía solo por la serie, pero no no, las cupcakes están absolutamente deliciosas.

18

Seguimos caminando, admirando toda la zona, (de verdad que es un barrio preciosísimo) y llegamos por fín a la casa de Carrie, la protagonista de Sexo en Nueva York; la reconoceréis enseguida porque lleva una cadena que los dueños han puesto para no acceder a los escalones (en el 64 de Perry Street); de hecho al parecer si andan los dueños por ahí y te ven sentado salen a echarte la bronca, cosa que por un lado entiendo, pero también sé que les dieron un buen dinero porque saliese el edificio en la serie (ahí no se quejaban tanto claro…).

19

22

Nos hicimos varias fotos por la zona y nos fuimos a buscar la casa de Sarah Jessica Parker, que estaba cerca… y tan cerca ¡!! Es que está justo en la calle de atrás ¡!! Pero totalmente justo por detrás.
Una pena no haber visto a Sarah, porque suele ser bastante maja con la gente… (estaría de vacaciones en los Hamptons…).

23

Seguimos por el corazón del Greenwich Village paseando sin prisas, tranquilamente y no podía faltar la visita a algo mítico… si el año anterior estuvimos sentados en el sillón del Central Perk de Friends… este año tocaba la visita al famoso edificio ¡!!! (esquina de Bedford St. con Groove St.). Para mí era genial estar ahí delante… ni sé la de veces que habré visto toooooda la serie ¡!! Que ilusión estar por allí… Estas cosas “un poco frikis” nos encantan… y somos de los que pensamos que las turistadas hay que hacerlas por muy turistadas que sean…

26

Muy cerca está el Grey’s Papaya, un lugar mítico donde los haya para tomarse unos buenos perritos calientes; y aunque era un poco temprano para comer, pues allí que nos fuimos a comprobar la fama de esos perritos (hay varios por la ciudad, pero al parecer el más mítico es el del Greenwich). Están fabulosos, muy muy ricos y muy baratos.

Fuimos paseando por la llamada Gay St. y pasando por un pequeño parque con una curiosa escultura en homenaje al reconocimiento de los derechos de la comunidad homosexual (en esta zona de la ciudad fue donde cobraron más fuerza los movimientos de la lucha por la igualdad de derechos y la no discriminación en los conocidos disturbios de Stonewall de 1969).

28

30

29

Lo mejor del Greenwich es caminar un poco sin rumbo fijo, y caminando caminando, llegamos por fin a Washington Square (serían como la una de la tarde), hacía ya muchísimo calor pero la fuente central no estaba en funcionamiento pero había un ambientazo increíble, muchísima gente joven (el campus está casi al lado), ejecutivos descansando, gente bailando y personajes de todo tipo…

31

32

33

Nos tomamos un refresco bien frío sentados por la plaza viendo pasar a la gente y después nos fuimos a pasear un poco por la zona y llegamos a la tienda de la universidad de NY. Allí aprovechamos para estar más frescos un rato viendo la cantidad de merchandising y libros de todo tipo que tienen. Me quedé con ganas de comprarme una sudadera de la Universidad, pero eran tremendamente caras.

34

Nos metimos por el Soho a pasear entrando en una y otra tienda y aprovechando para hacer alguna comprilla y disfrutar de nuevo de algunos grafittis muy bonitos

35

36

Y paseando volvimos de nuevo a Washington Square, la fuente ya estaba en funcionamiento y había muchísima gente remojándose. Ahora había muchísimo más ambiente.

37

Fuimos caminando a la zona del West Village donde aprovechamos para tomarnos un par de cervezas bien frías sentados tranquilamente en un bar de la zona.

Después de refrescarnos con una buena cerveza nos fuimos al metro y pusimos dirección al Flatiron District, y paseando un poco por la quinta, de repente Alberto empieza a chillarme (literalmente) MIRANDA KERRRRRR ¡!!!!!!!!!!!!!!! HAZLE FOTOS ¡!!!!!!!! (os tengo que confesar que yo no tenía idea de quien era la chica… ahora ya se que es una supermodelo internacional porque además ahora la veo hasta en la sopa). Así que cogí la cámara y me puse a disparar como un papparazzi haciéndole algunos “robados”, la chica ni se inmutó y os tengo que decir que en persona es impresionantemente guapa. Y por cierto ya puedo decir que he fotografiado a una top model internacional que ha sido fotografiado por Mario Testino !!

38

39

Seguimos paseando por la quinta (comprando de nuevo, madre mía que manera de gastar ¡!!) y llegamos a la zona del Flat Iron para verlo más tranquilamente que el día que pasamos rápido por allí. Me encanta este edificio… Como sabréis fue el primer rascacielos de Manhattan.

40

Imaginaos lo que tuvo que suponer para la época, toda una revolución. Estoy recordando la frase de una conocida: “Es mi esquina preferida del mundo”. (Pues sí, y la mía también…).

41 42

No teníamos ni plan ni rumbo fijo (una de las mejores cosas que se puede hacer algún día por la ciudad) así que decidimos volver a cruzar de nuevo el Puente de Brooklyn, los colores de la tarde eran preciosos.

45

46

Y esta vez fuimos bajando por la zona de Dumbo para ver anochecer.

47

Nos acercamos a La famosa pizzería Grimaldi’s pero había una cola que daba miedo, así dimos media vuelta y entramos en Front Street Pizza, en Front Street; y compramos unos trozos de pizza y unas bebidas para llevar y nos fuimos a la playita de Brooklyn; entre los dos puentes…

Os recomiendo totalmente esta pizzería, además sé de buena tinta que no tiene nada que envidiar a la otra… y además sin colas.

49

Os aseguro que fue una de las mejores cenas de mi vida. Las vistas son fabulosas, el ambiente genial y ver como se iba encendiendo todo a poco a poco… sin duda una de las imágenes más bonitas que conservo del viaje… No hay mucho más que decir sobre esto, tan solo, observad las fotos…

50

54

56

Después de esta cena maravillosa, nos fuimos a coger el metro (la verdad que nos perdimos un poco de camino y pasamos por una zona poco recomendable…).

De camino al apartamento no dejaba de pensar en cómo me había enamorado el Greenwich Village…

Emoción tras emoción en Nueva York.

El cansancio iba haciendo mella, eran ya muchos días de viaje, pero sobre todo muchas caminatas por Nueva York. No hace falta que os diga, que quien viaje a ciudades de este tipo, se deje el glamour en casa porque sobre todo en el tema de los pies, hay que estar cómodo.

De nuevo el despertador sonaba temprano porque hoy teníamos por delante uno de los días más intensos y emocionantes por la city.

Desayunamos rápido, duchita y arreando que es gerundio. Nos cogimos el metro dirección sur, a la última parada: South Ferry. Íbamos a visitar lo que para mí es el símbolo no solo de Nueva York sino de todos los Estados Unidos.

Cuando llegamos a Battery Park me sorprendió ya la cantidad de gente que paseaba tranquilamente tomando café, o se sentada leyendo el periódico.

Nos paramos a ver la esfera que sobrevivió intacta al atentado contra las Torres Gemelas, con su llama siempre encencida… y a mí ya se me puso el corazón en un puño y se empañaron un poco los ojos… Una sensación que no me abandonaría durante gran parte del día…y que aún recordando esas imágenes, hacen que me estremezca.

1

Al lado de Batery Park están los ferrys que van a Liberty Island y Ellis Island… como íbamos con la citypass (que te incluye estas dos visitas) pasamos directamente y nos fuimos corriendo a la cola de seguridad (apenas había gente a esas horas) y pasamos al ferry sin problemas…

El día había amanecido un poco nublado pero no importaba, seguro que la cosa no iba mal ¡!!

3

El ferry se pone en marcha y comienzas a ver la imagen de la estatua, la SEÑORA LIBERTAD, que sensación de felicidad ¡!! No os podéis imaginar las ganas que tenía de hacer esta visita… Lo siento pero a mí no me bastaba con verla desde el ferry gratuito… Es más, ahora que ya he estado allí, que no os engañen, verla desde el ferry que va a Staten Island, pues no es lo mismo.

6

Las vistas hacia el Sur de Manhattan son increíbles y según nos íbamos acercando a Liberty Island, me iba poniendo más y más nervioso… Yo saqué buenas fotos de Manhattan a la vuelta.

7

Cuando bajamos en Liberty Island… me emocioné tanto que tuve que contener las lágrimas os lo aseguro. A mucha gente le puede parecer una tontería pero para alguien que desde muy pequeño tiene pasión por este símbolo, es una emoción muy grande.

9

Hablaros de la historia de Miss Liberty sería meter demasiado rollo, si a alguien le interesa aquí tenéis el enlace oficial: http://www.nps.gov/stli/espanol/index.htm

Y aquí la reseña de la wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Estatua_de_la_Libertad

Cuando llegas al centro de visitantes tienes la opción de coger la audioguía en tu idioma (incluida con la entrada). Es muy muy interesante y os cuenta toda la historia, el proceso de construcción etc.
Desde la isla se tienen unas vistas de Manhattan que quitan el hipo…

13

13 14

Fuimos con la audioguía recorriendo la isla. La mires desde el ángulo que la mires, es bonita, muy bonita.

15

18

Por cierto deciros que de momento, Liberty Island sigue cerrada a causa del huracán Sandy. En el primer enlace; el de parques nacionales, os mantendrán informados respecto al tema.

Para mí, la señora es mucho más que una estatua, es un símbolo, un ideal, significa oportunidad, una nueva vida; esa llama de la antorcha siempre brillante; llama que simboliza la iluminación de los dos mundos y el fin de la esclavitud.

19

21

Me imaginaba a los inmigrantes que venían en barco y la veían por primera vez, y de repente se me cayeron dos lagrimones enormes al estar a sus pies. Cerrad los ojos e imaginad, esa gente que venía en un barco, después de un viaje muy largo y muy cansado, en ocasiones en condiciones infrahumanas… asustados… y veían a la señora, esa que para ellos significaba tanto…

23

Estoy escribiendo el post y os aseguro que me emociono un montón recordando esos momento y viendo las fotos. Además pensad que si no hubiese ido a la isla no hubiese podido hacer estas fotos; que muchas de ellas son de mis preferidas.

28

29

No sé muy bien por qué tengo esta especie de admiración hacia la estatua, pero me viene desde bien pequeño, y de verdad que para mí siempre ha sido un sueño poder visitarla. Admiración que por cierto y esto sí que no sé por qué, tiene también mi hermanico pequeño… a la que llama la señora libertad ¡!
Y tiene razón en llamarla así, porque sin duda es una señora; LA SEÑORA LIBERTAD.

31

32

Nos volvimos a la zona del ferry a esperar el que nos llevaría a Ellis Island (es el mismo que os llevo a Liberty Island) para visitar el emocionante Museo de la Inmigración.

Dudé mucho si ir o no al Elly’s Island, pero ahora recomiendo mucho la visita, porque además tampoco te roba demasiado tiempo.

Cuando entramos en el museo, la primera sensación fue de inquietud, si escuchas atento la audioguía y tienes un poco de empatía, te pones en la piel de la gente que llegaba… se me ponía la piel de gallina… les hacían miles de preguntas, hablaban otros idiomas, estarían asustados… Pruebas médicas, miles de preguntas. Llegaban allí totalmente desorientados, sin saber si iban a entrar o no al país; y en muchos casos, separaban a las familias entrando unos miembros y otros no…

34

Imaginarlos pasando por esos estrechos pasillos, hacinados unos contra otros. Les hacían pruebas psicológicas, test psicotécnicos… algunos de ellos si no pasaban esas pruebas médicas, los ponían en cuarentena, a otros podían ponerlos como dementes… Escalofriante la verdad.

35

Alrededor del 2% (más de 250.000 personas) fueron deportados. No me quiero ni imaginar lo que tuvieron que pasar esas familias al ver como se separaban del resto de sus miembros… a los que sabían a ciencia cierta que con casi toda seguridad no volverían a ver.

36
A pesar de que hicimos la visita de manera más o menos rápida, me pareció una visita muy emocionante, con muchísimo simbolismo. De verdad que tenía el corazón encogido.

Salimos de vuelta a coger el ferry de vuelta a Manhattan, las nubes habían desaparecido y ya hacía muchísimo más calor… y esta vez sí que me aseguré de ponerme en una buena posición para ver bien las vistas a la vuelta. Precioso sin duda el skyline… Que bonitas son todas las vistas de Manhattan ¡!!.

37

40

42

Llegamos de nuevo a Manhattan, y nos dispusimos a comenzar nuestra visitar por el Financial District.
Subíamos totalmente felices y alucinados con la visita que acabábamos de hacer. Íbamos subiendo por Broadway y empezamos a ver a una cantidad enorme de gente amontonada, claro nosotros queríamos ir a ver al famoso toro de la bolsa… pues bien, nosotros y toooooooooodo Japón entero también… acababan de parar 3 autobuses… imaginaos la situación… menudo agobio, empujones por todas partes… de hecho es que casi ni vimos el toro… si no… mirad la foto… De verdad que mira que cunden estos japoneses eh ¡!!!

43

Y ya nos metimos de lleno en Wall Street, uno de los corazones financieros del mundo capitalista. Nos paramos un ratillo en unas escaleras viendo la fachada de la Bolsa y del Federal Hall, viendo pasar a los turistas y a la cantidad de ejecutivos que corrían de un sitio a otro (no visitamos la Trinity Church porque estaba tapada y cerrada por obras).

44

46
Nos fuimos a tomar un café y seguimos paseando un ratillo por el distrito financiero. La verdad que hubo zonas que me sorprendieron, como más tranquilas y bonitas de lo que pensaba.
Coincidimos con muchísimos ejecutivos que salían a comer (la cultura de la ensalada es tremenda, se cuidan mucho más de lo que pensaba).

49

Y ahora sí… no fuimos ya hacia el Pier 6, IBAMOS A SOBREVOLAR MANHATTAN EN HELICÓPTERO ¡!!!!!.
Habíamos hecho la reserva a través de Elena de Contrastesdenuevayork (yo a la tal Elena no la ví…). Tras ver el vídeo de seguridad de rigor, y pagar por supuesto (158$ por persona si no recuerdo mal), nos pusieron en la cola para coger el helicóptero ¡!!!! Que emoción ¡!!! Miedo poco, ya que el año anterior ya habíamos subido a un helicóptero en el Gran Cañón, pero nervios sí, muchos ¡!!!.

50

Nos tocó con una familia de franceses (igual que el año pasado), pero tu muchísima suerte ya de cara a las fotos me tocó el mejor sitio ¡!!

No os voy a contar nada más… disfrutad de las fotos sin más…

53

54

56

57

60

63

66

69

13 minutos exactos… sí sí, 13 minutos… Y realmente no sobrevuelas Manhattan propiamente dicho (ya sabéis que por motivos de seguridad no está permitido) sino que vas por el extremo oeste… Hay paquetes Premium más caros, que duran algunos minutos más y suben un poco más arriba…

Si os lo podéis permitir, no lo dudéis porque es alucinante estar ahí arriba… Muy emocionante…

Después de la emocionante vuelta en helicóptero, nos volvimos hacia la zona financiera ya que habíamos hecho una reserva para visitar la reserva federal:

http://www.newyorkfed.org/aboutthefed/visiting.html#tabs-1

Realmente había hecho varias a varias horas y varios días por si las moscas… Pues bien llegamos allí y tras pasar la seguridad y esperar un ratillo a que se hiciese la hora y cuando nos disponemos a pasar a la visita nos dicen que nuestro nombre no está en la lista. Coooooooooooooooooomoooooooooooooooo ¿??????????????????? Pues después de mirar varias veces, el chico nos dice que no, que nuestros nombres están para el día siguiente… miro el papel de la reserva y efectivamente ¡!!! Menudo fallo ¡!!!!! Claro entre tantas reservas, papeles, horas de un sitio, horas de otro… pues bueno, mea culpa… el cansancio se notaba ya ¡!!

70

71

Salimos un poco chafados (sobre todo yo… cómo habría podido equivocarme ¡!!!) así que bueno revisé el resto de reservas que había hecho para ese día, y nos fuimos a visitar el memorial del 11 S. Esta vez sí que miré bien el día y la hora jajajaja.
Tras revisarnos las reservas, pasamos por varias filas hasta la zona de arcos de seguridad (estos americanos se toman muy en serio lo de la seguridad) y continuamos por una especie de fila hasta llegar a la zona del memorial:

http://www.911memorial.org/

Yo recuerdo como si fuese ayer mismo el momento del atentado, y para mí era muy importante visitar este sitio. Fueron momentos muy especiales y muy emocionantes, en los que no pude evitar emocionarme muchísimo al ver aquellos nombres y recordar el atentado.

72

Ver esas banderas sobre los nombres, algunas flores… había un silencio “especial” en el lugar y no me avergüenza decir que ahí sí que se me cayeron las lágrimas…

77

78

74

76

80

Tras estas intensas emociones, decidimos ir a comer que eran casi las 4 de la tarde… así que nos metimos en un burguer cercano para engañar un poco al estómago. Por cierto que siguen de obras por la zona cero, pero las llevan con mucha discreción, de hecho había guardias que te avisaban de que por favor no sacases fotos.

84

Pasamos al Century21 a echar un vistazo, madre mía, menudo mercadillo ¡!!!!!!!!!! Aquello es enorme, tremendamente grande. Estaba a tope de gente (debían ser como las cuatro y media de la tarde) y muchísimas cosas revueltas, en montones, un desastre la verdad. Eso sí, mirando un poco se encuentran verdaderas gangas. Nosotros sólo compramos algunos calcetines de deporte y unas deportivas para mi madre. Se pueden encontrar chollos pero hay buscar mucho… Estuvimos un buen rato dentro, así que decidimos salir, porque la verdad es que nos agobiamos un poco entre tanta cosa y tanta gente.

Nos tomamos un refresco tranquilamente haciendo un poco de tiempo y nos fuimos directos y dispuestos a cruzar el Puente de Brooklyn. Qué bonito ¡!!! Y qué peligro tiene con tanto ciclista y patinador que van a una velocidad de vértigo.

86

Cruzar el puente es una de las cosas que debéis hacer cuando vayáis a Nueva York, y las vistas son fabulosas. La luz de la tarde hacía que fuese aun más espectacular.

90

88

87

92

Tras salir del puente nos dirigimos a la zona de Dumbo, pasando cerca del Puente de Manhattan y haciendo la archiconocida foto del Empire enmarcado por uno de los arcos del puente. Por cierto que si no me equivoco esta zona sale en la serie Gossip Girl. Creo que es donde vive uno de los protagonistas.

94

Comenzamos a pasear tranquilamente por la zona para pasar al Brooklyn Bridge Park, y antes de empezar nuestro paseo por aquí, a la altura del River Café nos tomamos un helado contemplando Manhattan.

97

98

Paseamos tranquilamente por Brooklyn Bridge Park, observando atónitos a un grupo de judíos ortodoxos y comprobando que sí, sus mujeres llevan peluca y se visten igual…

106

109

105

El sol se iba escondiendo, caí la noche y la verdad es que por muchas fotos que hayas visto… da igual, lo que estás viendo en ese momento no tiene comparación con ninguna foto. Maravilloso sin duda.

101

108

112

113

116

117

114

Cuando ya se hizo de noche, nos volvimos a Manhattan hacia el apartamento, cenamos algo y nos fuimos a dormir… había sido un día con demasiadas sensaciones y emociones que asimilar.

Una experiencia religiosa y el pulmón verde de Manhattan.

Era domingo y el planning estaba bien cargadito de cosas… Después de desayunar nos fuimos al metro dirección Harlem.

Estuvimos paseando un rato por la zona de Spanish Harlem que lo llaman. Había poca gente pero ya se empezaba a despertar el barrio… Nada más salir te das cuenta de que aquello no tiene nada que ver con lo que has visto… casas bajitas, zonas más destartaladas y nada de lujos… Aunque no tan malo como me imaginaba…1

Ese día teníamos previsto asistir a una misa Gospel. Le teníamos muchísimas ganas, así que busqué muchísima información sobre el tema, y aún ese día no habíamos decidido a que iglesia acudir.

Nos dirigimos a la zona de Morningside Heights. Resulta muy curioso ver a las señoras vestidas de colores tan llamativos para ir a misa. Según tengo entendido son sus mejores galas, tan solo reservadas para ocasiones muy muy especiales y para asistir a misa.

43

Otras… parece ser que necesitaban ir a la peluquería…

2

Continuamos paseando llegando al parque de esa zona. Muy bonito y tranquilo por cierto; también es cierto que eran como las 10 de la mañana de un domingo…

8

6

7

Nos dirigimos a la zona de la catedral Saint John’s the Divine, y me sorprendió muchísimo la escultura que hay en la plazoleta de la catedral, no se aprecia bien en la foto pero es el arcángel San Miguel contra el diablo y que según dicen algunos expertos entraña mensajes ocultos… Quien sabe… La Catedral por cierto es muy bonita, y tiene unas vidrieras muy vistosas.

9

Me hubiese gustado acercarme a visitar la Universidad de Columbia que no está lejos de allí, pero se acercaba la hora en la que empezarían las misas y no queríamos esperar mucha cola.

Finalmente escogimos la Greater Refuge Temple (por recomendación de la que yo considero una experta en Nueva York). Aquí os dejo la web del templo:

www.greaterrefugetemple.org/

10 11

No había apenas cola cuando llegamos, y nos hicieron pasar como en grupos… No había empezado la misa aún y nos pusieron en el anfiteatro superior, en el que se veía todo perfectamente. Yo empecé ya alucinar al ver a las odamaes rezando arrodilladas en el altar, gritando “Aleluya ¡!!”, vamos, de película totalmente…
Yo pensaba que en el sitio dónde estábamos colocados era sólo para los visitantes, pero empezaron a llegar más “fieles”…

Y cuando aquello empezó… bueno, de verdad que no sé cómo explicarlo, cánticos, palmas… nosotros teníamos que levantarnos cuando ellos, porque había negrazos enormes que así nos lo indicaban… bueno totalmente de alucine de verdad, cualquier cosa que os digan creerla porque será cierta… en uno de los momentos de unos cánticos del coro góspel, al finalizar a una de las chicas del coro le empezaron a dar como convulsiones, y dos o tres la sujetaban y gritaban aleluya sin parar, otros lloraban, otros aplaudían… Yo sentía una mezcla de miedo, curiosidad… no sé cómo explicarlo. Me pareció una experiencia muy auténtica, de esas que tienes que ver por ti mismo… Yo no sé si es verdad que entran en trance o no, no voy a entrar a valorar ni por supuesto juzgar las creencias de cada uno; pero os aseguro que yo salí alucinado de allí ¡!

Totalmente recomendable asistir una misa de este tipo. Yo no quise sacar la cámara, para evitarme problemas, bueno y como respeto hacia ellos. Así que no tengo ninguna foto del momento misa.

Al salir, nos fuimos al cercano y mítico Teatro Apolo. Mítico porque allí se dieron a conocer grandes voces de la música como James Brown, Aretha Franklin, Michael Jackson, Whitney Houston (por cierto que Whitney, comenzó cantando en el coro góspel de una iglesia de este tipo).

12

13

Nuestra aventurilla en Harlem se había terminado, no nos daba tiempo a más… además cometí un error de novato ya que se me olvidó cargar la batería de la cámara y se estaba agotando ¡!! Así que me tuve que ir a la búsqueda y captura (y evitar a los estafadores también, ojito con algunas tiendas…) de una batería para la cámara.

Nos bajamos en Times Square, porque recordé que desde allí subiendo hasta Central Park había miles de tiendas de imagen y sonido… así que ahí que nos fuimos, pero mirad quien apareció por el camino ¡!!!

14

15

Y ahora sí, batería en mano, cámara lista, nos íbamos de picnic a Central Park; otra cosa típicamente neoyorkina que teníamos muchas ganas de hacer.

Antes de llegar, compramos algo de pizza y unas bebidas y nos fuimos al parque a disfrutar de la comida.

Después de la comida nos fuimos a recoger las bicis que teníamos reservadas (yo compré un cupón a través de groupon nueva york, meses antes con una oferta, pero encontraréis muchos sitios dónde alquilar unas bicis a buen precio); ya estábamos dispuestos a pedalear Central Park ¡!!!

Es complicado encontrar un buen mapa de Central Park… en la tienda de alquiler de bicis, vendían alguno por 2 o 3 dólares pero no lo vi demasiado completo, así que nosotros nos guiamos un poco por instinto; disfrutando de cada rincón… mira que es bonito Central Park ¡!

17

32 18 19 21 24 26 28 29 30

Poco a poco y aunque te vayas perdiendo por senderos (senderos algunos en los que supuestamente no puedes entrar con la bicicleta).

Por supuesto llegamos a Strawberry Fields y nos asomamos a ver el famoso edificio Dakota.

35 34

Nos encantó el ambientazo que había en todo el parque, familias, amigos, parejas, turistas… Parece mentira que ese increíble pulmón verde esté en medio de Manhattan.

37

Me encantaron todos los puentes que encuentras por todo el parque, o el gran lago por ejemplo con esas vistas panorámicas y espectaculares. Es un parque grandioso sin duda.

53 36 38 39 40 42 43 44 45 48 49 50

Nosotros estuvimos 4 horas enteras pedaleando y es cierto que vimos lo que quisimos ver (subimos hasta casi arriba del todo). Andando, uffff no me lo quiero ni imaginar… porque nosotros nos metimos por caminos (hablo de la zona más al norte) en los que no se veía a los turistas…

46

Había pasado el tiempo volando… y teníamos que devolver las bicis… madre mía que 4 horas más intensas Me quedé totalmente enamorado del parque, pero aunque sabía que era inamenos, no me imaginaba que lo fuese hasta ese punto ¡!!. Desde mi punto de vista, si queréis abarcar bien el parque y no disponéis de tiempo suficiente (bueno, nunca hay tiempo suficiente en la city…) os recomiendo que alquiléis una bicicleta (y además así bajáis un poco los excesos jejeje); y que invirtáis en el parque todo el tiempo posible…

Una vez devueltas las bicis habíamos pensado en volver a caminar un poco por el parque pero finalmente decidimos coger el metro y bajar hacia abajo.
Por cierto algunas estaciones de metro, dan auténtico miedo… parecen el escenario de una película de terror…

54

Nos bajamos al lado del Flat Iron que aunque no le dedicamos tiempo (volveríamos otro día; así que ya me centraré en él en otro post…) si que pude admirar lo bonito que es el que fue el primer rascacielos de Manhattan. Le echamos alguna foto y nos fuimos a nuestro siguiente punto.

56

Fuimos subiendo por la quinta avenida un rato, viendo escaparates y el ir y venir de la gente (es cierto que estos neoyorkinos van deprisa a todas partes), hasta que llegamos a la altura del número 230. Nuestra siguiente parada.

57

Entramos y cogimos el ascensor hasta la planta de arriba. Le tenía muchas ganas a esta terraza, y la verdad, no defrauda.
Tenéis dos zonas, una zona con servicio de camarero (en el que la clavada será importante sin duda) y otra zona con mesas y una barra, en la que pedís la copa, pero no hay servicio de camarero en la mesa.

Una vez sales a la terraza te quedas mudo… los dos reyes de la ciudad uno “al lado del otro”, te quedas sin habla…

59

Yo os recomiendo sin duda que os toméis algo aquí, porque las vistas son una maravilla, eso sí, no es barato. Id con esa idea. Pedimos dos tubos (o pintas) de cerveza y nos calcaron 18 dólares ni más ni menos, pero lo pagas bien a gusto porque de verdad que las vistas son fabulosas.

66 62 63 65

Así que sin más, estuvimos tranquilamente disfrutando de esa cerveza bien fresquita y esas preciosas vistas… Espectaculares, sin duda alguna. He leído en algún sitio que desaconsejaban ir porque era muy caro y muy elitista… lo de caro no le quito razón (no mucho más caro quizá que otros sitios a decir verdad); lo de elitista, yo al menos no noté que nadie nos mirara raro y nosotros íbamos como os podéis imaginar de turistas total…

Así que seguimos subiendo y por el oeste… se iba poniendo el sol, la imagen de la calle con la puesta de sol era increíble (lástima que no quedasen tan bien las fotos…).

69

Llegamos a Times (nuestro centro neurálgico por llamarlo de alguna manera) y decidimos que era una buena ocasión para rememorar nuestra primera cena en el viaje anterior a la costa oeste así que nos metimos a cenar al Bubba Gump ¡!! Diciendo que esto había que convertirlo en tradición (de hecho ya estoy pensando, que este año cuando volvamos a USA, una noche habrá que cenar de nuevo en el Bubba).

71

Y ahora sí que el día terminaba, y ya iba siendo hora de retirarse a descansar…

 

 

#PostAmigo: http://akasha83.blogspot.com.es/2014/05/ny-harlem-east-side-empire-state-y.html

Mis paseos por Nueva York: de una pequeña isla a Broadway, pasando por dos museos…

Era sábado y estaba en Nueva York y no… no era un sueño ¡!!! Bueno sí, era un sueño hecho realidad…

Después de desayunar en el apartamento (creedme parece que no, pero dólar a dólar se ahorra un pico haciendo los desayunos y alguna cena en el apartamento), cogimos el metro en dirección a la primera parada del día: el teleférico a Roosevelt Island.

El viaje en teleférico cruza de Manhattan la isla Roosevelt, y el viaje es válido con la metrocard, dura 5 minutos o menos incluso y las vistas son fabulosas; así que si tenéis tiempo… (nosotros fuimos muy temprano, como a las 9).

 

3

Si se va justo de tiempo, una vez te bajas del teleférico puedes volver a subirte para coger el de vuelta. Nosotros optamos por dar una vuelta a la isla.

4

Es realmente pequeña ya que tiene una extensión de 0.59 km2 y una población censada de alrededor de 9000 personas, la mayoría de edificios son residenciales de renta, aunque también hay una cooperativa y un antiguo hospital. Deciros que en su origen se utilizó para albergar un hospital para enfermos de viruela, un manicomio y una cárcel; es decir, lo que no querían en Manhattan lo mandaban a Roosevelt Island.

Merece la pena un paseo a la orilla del río, como era muy temprano estábamos prácticamente solos. Tan solo nos encontramos con un corredor y una persona que leía el periódico tranquilamente.

7

8

 

9

Además las vistas son fabulosas y diferentes a lo que se ve desde otros miradores de la ciudad.

Volvimos de nuevo a coger el teleférico de vuelta a Manhattan y nos y fuimos a coger el metro para ir al Metropolitan (MET); antes paseamos un rato por la zona del Upper East Side… Si el resto de Manhattan huele a comida, a mezcla, a culturas… El Upper East Side huele a dinero; a mucho dinero… Allí es donde vive la gente “guapa” de Manhattan, las grandes fortunas… Y eso se nota en sus edificios, y la gente que ves por la zona.

Llegamos a las escaleras del MET y ya sabéis que todo NYC es un show, pues nos encontramos a este grupo cantando frente al Museo. Espectacular, mira que hay gente buena por ahí… Nos quedamos escuchando un rato porque eran realmente buenos.

10

11

Os aconsejo que antes de ir al MET leáis en alguna guía, en su web y demás, las salas u obras que os interesa ver porque perderéis menos además no es un museo “sencillo” de ver porque hay obras “desperdigadas” por todas partes.

A pesar de que habíamos decidido visitar sólo algunas salas al final nos perdimos gustosamente por las salas egipcias, la zona de artes decorativas, escultura barroca… Me parecieron muy curiosos los huevos Fabergé, que a pesar de ser una cosa horrorosa, me llamaron la atención porque nunca había visto uno.

12

14

Además pude contemplar otra escultura de mi escultor preferido Bernini, y de Migual Angel.

22

23

Y aquí va otro consejo; si se tiene poco tiempo, una cosa que no podéis dejar de hacer en el MET es subir a la terraza porque hay unas vistas de nuevo fabulosas desde allí, y de manera gratuita; porque os recuerdo que aunque en la web del museo ponga el precio de las entradas; os cuento, el precio de la entrada no es obligatorio, es de donación sugerida. Así que podéis ir sin entrada, y una vez que llegáis allí podéis echar un dólar en la caja, o 5 o los que queráis, incluso no dar nada (que no os de vergüenza porque hay mucha gente que lo hace). A nosotros nos entraba con la citypass.

18

21

20

Sin darnos cuenta fue pasando el tiempo pasando por salas de armaduras, pinturas de Dalí, Rembrandt, Vermeer o Warhol o viendo esta copia de la maravillosa escultura de Canova (pocos meses después pude ver la original en el Louvre).

24

25

Cuando decidimos salir del museo, eran como las dos de la tarde. Habían pasado casi 4 horas sin darnos cuenta, por eso siempre recomiendo, no ir con una hora fija en la cabeza, o ir sólo a lo que se quiere ver. Pero vamos, a mi me encantó todo el museo, no tiene desperdicio alguno. Y espero en un futuro viaje a NYC (que seguro que lo hay algún día) poder verlo más tranquilamente.

Salimos y fuimos paseando por la 5ª bajando hacia abajo y paramos a comer algo. Pasando por el Rockefeller Center, llegamos a la zona de times y decidimos hacer cola para sacar entradas para algún musical.

Nos decidimos por Mary Poppins, por varias razones: ya sabéis lo fan que soy de Disney, y además el musical tenía unas críticas muy muy buenas y podríamos seguir bien el hilo de la historia.
No hicimos mucha cola, creo que no llegó a media hora, y conseguimos dos entradas para las 8 de la tarde por 132$ las dos. Es decir; a mitad de precio.

Si queréis ver El rey León o Wicked, llevad las entradas desde España porque en TKTS es casi seguro que no salgan, ya que llenan todos los días.

Nuestra idea era haber comido algo por Central Park y pasear un poco por allí, pero se empezaron a formar unos nubarrones bastantes feos y por si acaso llovía y nos pillaba, decidimos visitar el Moma, el museo de arte moderno.

28

No iba con muchas expectativas y sin embargo me encantó, ya sabéis que tenéis las obras más conocidas de Warholl (excepto la lata de tomate que en ese momento estaba creo que cedida en Australia.

Yo no soy muy fan del arte moderno, pero la verdad es que merece la pena la visita porque hay cosas muy interesantes y curiosas de ver (me pasó lo mismo que con la TATE de Londres).

32

Además de ver obras de Pollock, Warholl o las conocidas Señoritas de Avignon…

33

36

34

Pero el mejor momento fue poder ver una de mis obras de uno de mis artistas preferidos: “La persistencia de la memoria” de Salvador Dalí…

35

Me quedé allí pasmado, observando, como una estatua.

El museo es totalmente recomendable, y no es demasiado grande, así que se puede ver perfectamente en un rato.

Cuando salimos del Museo, habían desaparecido las nubes. Nos paramos en una especie de cafetería que decía que tenía la mejor NY Cheesecake de la ciudad. Es curioso, pero antes del viaje me leí el libro de Elvira Lindo, “Lugares que no quiero compartir con nadie” que habla de su experiencia como residente en la ciudad (altamente recomendable este libro por cierto); y en el libro decía que en muchos restaurantes o pubs, etc, hay carteles que ponen, la mejor tarta de NY, la mejor hamburguesa de NY ¡! Y pude comprobar que es cierto, que tienen muchos carteles de ese tipo jeje.

La tarta estaba de muerte la verdad.

Continuamos nuestro paseo hasta la 6ª avenida, a la altura entre la 53 y la 54; donde se encuentra la que ya es una de las atracciones de la ciudad, la escultura LOVE.

39

Después de hacernos varias fotos, y mosquearnos con una familia de neoyorkinos con niños maleducados fuimos bajando hacia el teatro, nos íbamos a ver Mary Poppins ¡!!!!!! Y callejeando un poco no muy lejos de esa zona, nos encontramos con la escultura homenaje a los bomberos. Si no recuerdo mal está a los pies del edificio Emigrant Saving Bank en la east 43 (entre Madison y la 5º).

41

Llegamos de nuevo a la siempre animada y concurrida zona de Times Square (siempre pasan cosas en Times Square ¡!!!) y nos fuimos en dirección al teatro (antes nos paramos en el mcdonald’s a por dos buenos refrescos); yo estaba como un crío emocionado antes de entrar al musical ¡!!!

43

44

Deciros que el musical de Mary Poppins, es absolutamente fantástico; el montaje es espectacular con unos efectos muy buenos y los actores son increíbles. Además como os podéis imaginar la historia se sigue perfectamente. Así que de nuevo, otro sueño cumplido: ver un musical en la cuna de los musicales ¡!!

45

46

No se podía pedir más para terminar un sábado neoyorquino…

Mis paseos por Nueva York: llegada y Midtown

 

Resulta curioso el hecho de que puedes llegar a conocer un lugar sin haber estado allí. Y eso sucede por ejemplo con Nueva York.

Pero Nueva York, es mucho más que Manhattan, mucho más que Times Square, el Empire State o Central Park.

Nueva York son muchas ciudades dentro de una misma ciudad: Nueva York es vibrante, es caótica, es un ir y venir, pero Nueva York se siente a cada paso que das.

Comienza aquí una serie de post a los que he decidido titular “Mis paseos por Nueva York”; en los que espero además de contaros como siempre mis andanzas, colaborar a preparar vuestros itinerarios para cuando decidais visitar la gran manzana. Porque creedme, tenéis que visitarla.

Nueva York es única !!

Pasear por Nueva York es como estar en un enorme set de grabación; es como estar dentro de una película que has visto miles de veces.

Como recordaréis antes de llegar a Nueva York habíamos hecho una ruta por el llamado triángulo del Este, así que tras devolver el coche en la empresa de alquiler, cogimos el shuttle gratuito (es mucho más sencillo de lo que parece moverse por esos sitios, y si no siempre hay alguien amable dispuesto a ayudar) y volvimos al aeropuerto para coger el airtrain que nos llevó a la estación de tren del aeropuerto de Newark y ahí cogimos el tren que nos llevaría directos a Penn Station en Manhattan.

A eso de las 9.30 de la mañana llegábamos a Penn Station, y ya solo por las miles de personas que hay a tu alrededor ya sabes que estás en Manhattan sin necesidad de salir a la superficie. Por cierto el trayecto del aeropuerto a Manhattan fueron 12.50$ por persona y trayecto; y directo, sin transbordos.

Antes de salir de Penn Station, compramos la tarjeta de metro semanal (METROCARD) por 29$ por persona. Y como os dije en el post anterior, al menos nosotros la amortizamos más que de sobra.

No me podía creer que estuviese de nuevo allí… cuando llegamos a Times Square, sentí mariposas en el estómago… no importa las veces que pases por allí, es el centro del mundo y tú estás allí.

2

Antes de comenzar el pateo, fuimos a la empresa de consignas a dejar las maletas. En la web que os puse en el post, hay varias direcciones para ir donde mejor os venga; nosotros las dejamos en la 34W con la 46th, esa zona si no recuerdo mal la llaman la pequeña Brasil. Por cierto no esperéis una empresa lujosa o unas oficinas limpias, porque es una especie de sala de estar. Eso sí la chica que nos atendió además de graciosa fue muy amable. Nos costó 10$ por cada maleta… Así que allí las dejamos y nos fuimos corriendo ansiosos por comenzar nuestro primer día en la gran manzana.

Volvimos de nuevo a Times Square, y allí antes de nada compramos algo de desayuno y nos sentamos en las escaleras a desayunar tranquilamente y ver el barullo de gente yendo y viniendo. Es una gozada estar sentado allí, rodeado de esas moles de cristal, de las luces, de la gente, del ruido….

3

7

Aprovechamos para visitar el centro de visitantes, donde podéis pedir información, algún mapa… Allí estaba expuesta la famosa bola que el último día del año baja para recibir al año nuevo.

1

Había también trajes de diferentes musicales de Broadway, y todo ello, se puede ver de forma gratuíta.

Y cuando salimos, nos fuimos a saludar a la cámara situada en Times Square en la que después sales reflejado en una de las pantallas de allí. (Soy de los que piensan que las “turistadas” están para hacerlas todas y cada una de ellas ¡!!).

5

Seguimos la ruta, dirección Bryant Park uno de los parques que ha cobrado más fama de la ciudad; pero de camino, y como no podía ser otra manera, te encuentras con el que para mí y sin lugar a dudas es el rey de la ciudad; el edificio más bonito de Manhattan: el Chrysler… no sé la de fotos que habré hecho de este edificio pero siempre  ha sido mi preferido.

11

Como os decía Bryant Park ha cobrado mucha fama, y es que hasta no hace demasiados años, esa zona estaba bastante deprimida, y era una zona en la que se concentraba mucho traficante y prostitución; pero en 1989 se decidió dar un impulso a la zona y revitalizarlo y la verdad que lo consiguieron.

13

14

Ahora el parque es un punto de encuentro para los ejecutivos que hacen el parón para almorzar o simplemente para tomar un café, hacer yoga, o simplemente descansar.

17

18

O por ejemplo… para buscar a Dios jejejee

16

Me pareció un sitio muy bonito y curioso, rodeado de grandes edificios, pero a la vez tranquilo…

De Bryant Park y aprovechando que está al lado (de hecho la parte trasera da al parque) fuimos a la famosa Biblioteca Pública; otro de los sitios que considero imprescindibles en una visita a la ciudad.

20

Ha salido en multitud de películas o series como por ejemplo en cazafantasmas o en la famosa Sexo en Nueva York (los fans recordarán la famosa escena de la “no boda” de la protagonista).

Es un sitio precioso, tanto el hall de entrada como el interior, además que ya hacía muchísimo calor y dentro se estaba muy bien.

25

Pero es increíble ver la cantidad de espacio que hay para estudiar, con wifi gratuito (como en multitud de sitios de la ciudad); pero sobre todo el ambiente de tranquilidad que se respiraba dentro, con tanta gente estudiando, revisando sus correos, consultando libros…

21

24

Aprovechamos un rato para sentarnos y escribir unas cuantas postales.

22

Al salir de la Biblioteca, nos fuimos dirección a la Grand Central Station, otro de los míticos de la ciudad, viendo de nuevo el Chrysler (por cierto, notaréis como cierta obsesión este edificio a lo largo de todos los post relacionados con la ciudad, porque si, me encanta el Chrysler que le vamos a hacer).

26

La Grand Central Station es la estación más grande del mundo (tiene 44 andenes y 67 vías ¡!! Y he leído que tiene 500.000 visitantes al día) y es cierto que una vez estás dentro y a pesar de que todo el mundo tenemos la misma foto, es un sitio precioso, y de verdad que es como estar dentro de una película (esta sensación yo creo que se tiene en cualquier parte de Estados Unidos).

28

Después de dar un paseo por allí (por cierto hay zonas con wifi, multitud de tiendas y sitios para comer algo y WC públicos y limpios), a la salida nos fuimos a ver por fin el Chrysler de cerca.

27

El Chrysler Building es un rascacielos estilo art decó que durante 11 meses fue el más alto de la ciudad, hasta que después fue superado por el Empire State.

32
Me encanta este edificio como podréis comprobar a lo largo del diario, su parte superior es una auténtica obra maestra de la ingeniería. (fue construido en un tiempo record, a unas 4 plantas por semana ¡!). En cada esquina del piso 61, hay una gárgola con forma de águila, y la estructura superior son réplicas de los radiadores de los automóviles Chrysler de 1929.

Es una pena que no te dejen subir, pero bueno me deleité con su hall que ya en sí es una verdadera maravilla.

33 34

La parte superior, la de los ventanales triangulares albergaba miradores, pero hoy en día son almacenes. Una pena la verdad, porque sería fantástico ver el edificio por dentro.

35

36

Después de disfrutar del edificio nos fuimos camino a Rockefeller Center pasando antes por la Catedral de San Patricio que desgraciadamente tenía obras en la fachada y estaba tapada con andamios (suerte que el año anterior había podido hacer una bonita foto del exterior durante mi visita express de 5 horas).

Tengo que decir que el interior de la catedral me sorprendió mucho, ya que me esperaba una catedral fría y moderna, y todo lo contrario. Es mucho más grande de lo que parece en un principio y es muy de la línea de las construcciones europeas. Una de las cosas que me gustó mucho en el interior es la Piedad inspirada en la original de Miguel Angel (no superada claro está).

37

Rockefeller Center es tal y como te lo imaginas, lleno de gente, con una terraza muy exclusiva en la que tomarte algo y lleno de turistas claro. Allí tenéis la tienda de LEGO, que es increíble y con todo lo que os podáis imaginar (con réplicas de Miss Liberty, del Empire, maquetas de la ciudad…).

40

Esta es la famosa plaza donde hacen el encendido del árbol y ponen la famosa pista de hielo (creo que mi siguiente visita a la ciudad será en época navideña, que realmente tiene que ser fabuloso!!).

38

Teníamos que irnos ya al apartamento a ver al dueño y que nos entregase las llaves pero antes fuimos a la zona de sacar los tickets para el Top of the Rock y de paso canjear la citypass que previamente habíamos comprado en la web.

Eran como las 14.30 (realmente el tiempo cuando estás de vacaciones y te organizas, te cunde un montón), así que recogimos las maletas y nos fuimos al apartamento.

Como ya os he comentado el apartamento estaba situado en la zona de Hells Kitchen (no os asustéis por el nombre) y a pesar de que por fuera los edificios están un poco sucios, es lo normal al parecer.

Es una zona llena de restaurantes y locales y que se ha puesto muy de moda en los últimos años, muy cerca de times square y los teatros pero alejada del bullicio.

Después de dejar las maletas y refrescarnos un poco fuimos a buscar un supermercado para comprar algunas provisiones. Comentaros que la comida fresca me pareció muy cara en comparación con España (sobre todo la fruta y verdura, y también el agua embotellada).

Volvimos de nuevo a Times Square, donde os aseguro que siempre pasa algo, gente bailando, alguien presentando un show, alguien haciendo publicidad de su programa…

44 47 46

Y ya comenzamos de nuevo nuestras visitas, empezando por Toys R’ Us, increíble de verdad. Te vuelves a sentir niño sin ningún tipo de duda. Impresionante la cantidad de cosas que tienen dentro, la noria, la zona de Jurassic Park… una auténtica pasada.

48 49

Al salir recordamos que aún no habíamos comido así que nos compramos un perrito caliente en un puesto callejero… madre mía, están buenísimos ¡! Yo no sé cómo los hacen o que llevan (casi que prefiero no saberlo jajaja) pero están fabulosos.

Y a otra tienda que entramos, esta vez era la tienda de M&M’s… te entran ganas de comértelos todos, y comprarte toda clase de merchandising. Otra cosa no, pero estos americanos saben muy bien como vendernos cualquier cosa.

8

Seguimos subiendo por la 5ª avenida (la de veces que la habremos subido y la habremos bajado…), mirando escaparates, parándonos a observar a los neoyorquinos de toda clase…

50

Y llegamos a otra tienda de nuestro interés: la tienda Apple. Que os voy a contar… la tienda preciosa, atestada de gente, y con gente súper amable y educada para ayudarte en todo lo necesario.

A los que vayáis a visitar la ciudad (o cualquier otra de USA) y tengáis pensado comprar algún producto Apple, no lo dudéis, porque aunque el ahorro ahora mismo con el cambio del dólar no sea cuantioso, algo se ahorra.

51

Y por supuesto no podía faltar la visita a la juguetería más famosa de la ciudad (y quizá del mundo): la juguetería FAO. Los peluches de animales son MARAVILLOSOS ¡!!  Y maravillosos sus precios jajajaja (muy caros la verdad).

52

Pero mi interés estaba en otra zona de la tienda: el gran piano ¡!!! Recordaréis la película BIG de Tom Hanks en la que como un niño pequeño se ponía a tocar el piano con los pies? Pues si señores, yo hice lo mismo ¡!! Jajaja así que guardé la correspondiente cola y me puse con los demás niños a tocar el piano ¡!! Vamos, es que creo que esta es otra de las cosas que hay que hacer si o si ¡!

56 55 53

Salimos de la tienda y fuimos bajando por la quinta de nuevo, paramos a tomar un buen refresco (madre mía que calor que hacía en Manhattan) y ya nos fuimos hacia el Top of the Rock; una de las cosas que más ganas tenía de la visita a la ciudad.

Deciros, que con la citypass te saltas la cola de comprar entradas y demás, pero las colas de seguridad (aquí, en los museos o el Empire por ejemplo) la tienes que hacer igual.

Eran como las 19.30, para nosotros la hora perfecta, ya que así podríamos ver Manhattan de día, anocheciendo y de noche.

Cuando llegué arriba, me quedé sin palabras de verdad, para mí fue sin duda alguna uno de los mejores momentos del viaje; y aunque suene exagerado uno de los mejores momentos de toda mi vida. Nueva York a mis pies…

58 59 62 63

Fue una experiencia increíble ver como poco a poco y tras cientos de fotos se iban encendiendo las luces de la ciudad…

66

67 74 77 76 79

Creo que sobran las palabras…

84

Después de la emoción y de estar un buen rato arriba haciendo fotos y guardando esas imágenes para siempre en la memoria, decidimos que ya era hora de ir a descansar, el día había sido mucho más intenso de lo que esperábamos además el estómago ya pedía cena, así que nos fuimos a cenar ya al apartamento.

86

Había resultado ser un día perfecto ¡!!!

Se me olvidaba decir (aunque creo que esto es obvio) que no dudéis en poneros el calzado más cómodo que llevéis, porque vais a caminar mucho (yo creo que nunca antes en un viaje, había caminado tantísimo) y si vais en verano, ropa fresca.

Deciros también que los aires acondicionados son nuestros enemigos ¡!!! Lo ponen muy fuerte y en el interior de algunos sitios se puede incluso pasar frío…

Y nada más amigos… de momento esto ha sido todo (por ahora…)¡!!! Ya sabéis que mi maleta espera vuestros comentarios, dudas, sugerencias… Espero que hayáis disfrutado de este primer paseo por una de las mejores ciudades del mundo.

Simplemente Nueva York: algunos consejos introductorios.

Nueva York es la segunda ciudad más poblada de Estados y si la memoria no me falla la segunda del mundo.

Mucha gente piensa que Nueva York y Manhattan es lo mismo y no es así. Nueva York se compone de 5 barrios o distritos:

Manhattan, Bronx, Queens, Brooklyn y Staten Island.

Que os voy a contar de New York que no hayáis leído, o visto mil veces en televisión o en el cine…  Sea como sea, Nueva York es fantástica, son muchas ciudades en una sola, es una explosión de sensaciones para todos los sentidos; sí… porque Nueva York se palpa, se huele, se siente, se saborea, se oye…

En esta primera etapa introductoria os daré alguna web de interés que yo utilicé para preparar mi viaje y algunos datos para ahorrarse algo de dinero (ya tendréis millones de opciones para gastarlo allí).

Por supuesto como siempre os hablo de viajar por libre y nada de paquetes con agencias.

Vamos al tema…

Vuelos: Viajar a Nueva York puede resultar más económico de lo que uno se piensa, y dependiendo de la fecha se encuentran auténticos chollos. Muchas compañías aéreas llegan a ofrecer vuelos a menos de 300 euros, eso sí tienen que cuadrarte las fechas.

En mi caso, recurrí a la www.viajeselcorteingles.com porque de nuevo fue la que mejor precio me dio.

Para viajar en el mes de julio (saliendo el 28 de junio y volviendo el 14 de julio); 480 euros por persona. En un vuelo que nos dejó en el aeropuerto de Newark, eso sí haciendo una escala en Oporto a la ida y en Lisboa a la vuelta. Pero el precio fue realmente fantástico para la fecha.

Otro tema aun más peliagudo es el alojamiento; Manhattan es realmente prohibitivo y yo si se va una semana siempre recomiendo alijarse en la isla (más que nada por comodidad.

Tuve reservas en www.booking.com ; www.centraldereservas.com (también es muy buena web www.hoteles.com ) pero finalmente nos decantamos por alquilar un apartamento.

Lo reservamos a través de www.airbnb.com una web de alquiler de confianza; el proceso es el siguiente: una vez eliges el apartamento preguntas disponibilidad, y si el dueño acepta, reservas con la web. El pago te lo cobran en el momento de la reservas (las condiciones de cancelación varían de un apartamento a otro) pero el dueño del piso no ve el dinero hasta un día después de tu llegada.

Finalmente reservamos este: https://www.airbnb.es/rooms/263977 ; un estudio pequeño pero suficiente. Situado en Hells Kitchen a 5 minutos de Times Square : 750 euros 7 noches.

Por cierto, se habla mucho de una famosa ley de alquileres que no se puede alquilar para menos de un mes etc… pues bien hecha la ley, hecha la trampa… En inmigración, ESTA y demás tenéis que poner una dirección, pues bien podéis poner la dirección de un hotel, o simplemente la dirección del apartamento; y en caso de que lleguen a preguntar (cosa que no sucederá) siempre podéis decir que vais a visitar a un amigo…

Recomiendo también que compréis la tarjeta de metro semanal (metrocard) porque realmente compensa, cuesta 30$ y la amortizas de sobra, porque las distancias allí son enormes y aunque Nueva York hay que patearla, si o si… el metro lo utilizas mucho y a todas horas.

Existe también una tarjeta llamada citypass, cuesta 89$ dólares por persona y aquí ya es cuestión de hacer números y ver si te compensa o no, con las visitas que tu vas a realizar. A nosotros nos compensaba porque además de visitar todo lo que incluye (5 atracciones principales) te evitas alguna cola.

Aquí tenéis la web con toda la información (nosotros amortizamos muy bien la tarjeta).

http://es.citypass.com/

Otra web que os puede ser de utilidad es  http://jsrentalocker.com/  ya que desde los atentados del 11 de septiembre no se pueden guardar maletas en las estaciones, así que como nosotros llegamos a primerísima hora y hasta las 15.00 no podíamos entrar en el apartamento las dejamos aquí.

No os preocupéis tampoco por el tema del idioma, porque se habla muchísimo español; no tendréis ningún tipo de problema.

Respecto a la comida, pues ya sabéis, miles de opciones. Se puede comer muy muy barato pero ya se sabe… en los supermercados (nosotros cenamos muchos días en el apartamento y desayunamos casi todos) la comida fresca (fruta y verdura) es muy cara…

En el resto de etapa iré poniendo más enlaces que pueden seros de utilidad a la hora de organizar el viaje.

Y por supuesto recomendaros zapato cómodo, porque nunca había caminado tanto como en Nueva York.

Muy pronto comenzamos etapa por etapa mis pateos por una de las ciudades más fascinantes que he conocido, porque antes de conocerla, ya la quieres…

i_love_new_york