10 Razones para enamorarse de Estados Unidos.

10 Razones para enamorarse de Estados Unidos.

Qué os vamos a contar nosotros que no sepáis de Estados Unidos.

Ya sabéis la pasión que tenemos por este país; y es que os aseguramos, que el que lo visita una vez generalmente repite.

Os vamos a contar una serie de razones por las que si aún no habéis ido a visitar este gran país seguro que os damos un pequeño empujón.

Estas son las razones por las que estamos enamorados de Estados Unidos:

Leer más

Yosemite: un enclave de ensueño.


 El despertador sonó temprano de nuevo. Esa noche habíamos dormido profundamente (que cómodas son las camas por las Américas¡!); además nos habíamos acostado más temprano que de costumbre…

Al lado del hotel había una pequeña cafetería así que nos fuimos a comprar dos capuccinos y dos bollos para llevar y nos fuimos a echar gasolina, que aunque teníamos el depósito casi lleno… ya sabéis, por si acaso.

Y ahora sí, nos íbamos camino del maravilloso Parque Nacional de Yosemite entrando por su entrada más espectacular: el Tioga Pass (importante mirad la página de aperturas porque suele estar cerrado por nieve entre noviembre y junio, más o menos dependiendo del año; en 2011 abrió casi a finales de junio).

Nada más entrar por la Tioga Road te trasladas a un mundo de ensueño con paisajes increíbles, lagos espejo, bosques espectaculares, montañas increíbles… Una parada imprescindible en un viaje por la Costa Oeste.

Hay varios puntos de interés en toda la carretera, y paréis donde paréis tendréis unas vistas increíbles; además deciros que en todas las entradas de los parques nacionales os darán unas guías en español con información del parque.

La primera para “larga” la hicimos en “Toulomme Meadows” donde hicimos una pequeña ruta a pié (de unos 10-15 minutos) por un sendero hasta llegar a unas praderas preciosas donde pudimos ver de lejos a una familia de ciervos o a una marmota.

Continuamos por la Tioga Road hasta llegar al Tenaya Lake. Maravilloso, estábamos solos y solo escuchábamos el ruido del agua al chocar con las rocas de la orilla. Un sitio precioso donde puedes tirar miles y miles de fotos a cada cual más bonita.

El siguiente punto de interés es Olmstead Point, un mirador con unas vistas que te quitan la respiración… Allí sí que nos encontramos con mucha gente, sobre todo gente mayor que bajaba de unos autocares. Las vistas son de película…

Decidimos cruzar la carretera y subirnos a un risco (es una subida relativamente sencilla, quizá no apta para gente con mucho vértigo), y cuando llegas arriba y ves todo lo que tienes ante ti, lo único que logras decir es: Wow…

Estuvimos un buen rato por allí, descansando, disfrutando, relajándonos… que maravilla de verdad.

Continuamos nuestro camino por carretera, parando en sitios como el increíble Siesta Lake. Un sitio solitario y silencioso (de nuevo solo estábamos nosotros).

Seguimos por la increíble carretera hasta llegar a un espectacular mirador… ahora sí que había gente y multitud de coches aparcados en el arcén. Lógico, porque de verdad que es uno de los miradores más bonitos que podáis ver (realmente no es un mirador al uso). Impresionante. Yo pensaba que aunque no viese nada más de Yosemite ya solamente por lo que había visto hasta ese momento ya había merecido la pena el viaje.

Estábamos casi llegando ya al valle y ya empezamos a notar la aglomeración de coches (una locura de coches la verdad) pero es tan increíble el valle que no le das importancia a la lentitud del tráfico.

Fuimos hacia el aparcamiento de Bridevail Falls y tuvimos que dar varias vueltas para aparcar.

En 2011 el deshielo había sido más tardío que otros años así que ese año las cascadas aún llevaban muchísima agua en julio y pudimos verlas en todo su esplendor. Que queréis que os diga, sencillamente espectacular.

Complicado hacerle fotos de cerca porque el agua caía con tanta fuerza que te empapabas si te acercabas mucho. La zona de abajo de la cascada es igualmente preciosa.

Volvimos al coche, pasamos por Swining Bridge (un atasco monumental; pero en fin, con paciencia…) y llegamos a las praderas desde las que se ven las Yosemite Falls. Qué bonito todo ¡!!.

Nuestro alojamiento eran las tiendas de lona del Curry Village. Lo escogimos porque queríamos dormir dentro del valle, y al ser verano y fin de semana, todo era caro no, lo siguiente. Así que optamos por estas tiendas de lona (y aún así fueron 90 euros la noche).  Hicimos el check-in sin problema y rápidamente. Y nos dieron advertencias sobre los osos. Importante que no dejéis absolutamente nada en el coche que tenga olor o sabor, porque todos los años hay noticias de ataques de osos.

En el exterior de la tienda tenéis una especie de caja fuerte donde dejar todo lo que sea comida, champús, pasta de dientes, colonias etc. Y es muy importante que sigáis estas recomendaciones.

La tienda mucho mejor de lo que esperábamos, amplia y para ser lo que era muy cómoda. Hay varios baños cerca con ducha, que están limpiando continuamente (me gustó mucho recordar mi niñez en campamentos de verano).

El tiempo se nos estaba pasando volando y ya era hora de comer así que fuimos a comer a la pizzería del curry villaje una pizza grande y riquísima.

Después de comer nos fuimos a la zona de los Upper and Lower Pines, una zona en la que a veces se pueden ver osos negros… pero no hubo suerte. Debían estar durmiendo la siesta jeje.

La zona es preciosa, con zonas en el río para bañarse, praderas… muy muy bonito.

Nos fuimos caminando (una buena caminata la verdad) hasta el hotel Awahone. El hotel es precioso, en madera, con un gran vestíbulo una terraza increíble donde puedes tomarte algo tranquilamente. A la vuelta nos fuimos por otro camino en el que nos encontramos con un ciervo precioso que comía tranquilamente por la pradera.

Todo el valle es increíblemente bonito…

Nos marchamos hacia el coche para poner rumbo a Glacier Point. Tardamos más de la cuenta en llegar porque había un atasco importante en la salida del valle. Pero bueno ya os digo que os arméis de paciencia porque si vais en verano y más en fin de semana, es lo que os encontraréis.

De camino a Glacier Point está Tunnel View… aquí hacedme caso, tenéis que parar porque lo que verán vuestros es indescriptible, yo apenas podía hablar. No me salían las palabras. Yo que soy muy urbanita, me hubiese quedado más días por allí porque ver al imponente Capitan, las Bridevail Falls, con esa luz de final de tarde… fue un momento emocionante la verdad.

Y cuando ya piensas que no puedes emocionarte más… Llegas a Glacier Point, y entonces ya si que me quedo sin palabras para poder describiros todo aquello. Hay que estar allí arriba para vivirlo. Se dice que en Glacier Point se puede disfrutar de unos de los atardeceres más bellos del mundo… Yo no sé si es el más bello del mundo pero para mí fue espléndido.

Los cambios de color en las rocas según se iba poniendo el sol eran espectaculares.

Cuando se puso el sol, nos pusimos de nuevo rumbo al valle; al Curry Village ya para cenar, pero se nos había hecho tarde así que en la tienda compramos unos sándwiches y nos sentamos tranquilamente a comentar lo bueno que había resultado el día.

MARAVILLOSO YOSEMITE.

Lleváos una linterna aunque sea pequeña, porque apenas hay iluminación (y de camino a las tiendas, realmente no hay iluminación).

En las tiendas sin calefacción en verano se está bien, eso sí yo de madrugada pasé un poquito de frío…

Madrugamos de nuevo y fuimos a desayunar algo rápido. Dejábamos el valle para ir a Mariposa Groove, el parque de Sequoias de Yosemite.

Si os pasa como a mí y no tenéis tiempo de ir a Sequoia National Park, es una buena forma de quitaros la espinita.

Tras unas 40 millas (que se hacen largas debido a la limitación de velocidad), llegamos a la entrada de Mariposa y dejamos el coche en el parking.

Allí tienes opción de coger una especie de tren-guía o hacer la ruta a pie que es la que nosotros decidimos hacer… Merece muchísimo la pena ir caminando por el bosque pasando entre sequoias milenarias y gigantescas. Increíble la altura y el grosor que tienen!!

Te sientes como una hormiguita. Es como retroceder miles de años atrás, y eso que el parque ha sufrido multitud de incendios y ya no es lo que era, pero aún así es alucinante ver aquellos “monstruos”.

Impresionante la Grizzly Giant, o la Sequoia túnel…

Cuando llegas casi al final del camino te encuentras con la Fallen Tunnel que está en el suelo desde los años 60.

Para volver tienes que deshacer el camino, pero vas tan alucinado que no se te hace demasiado pesado. Nosotros calculo que tardamos en hacer la ruta completa unas dos horas y media.

Cuando llegamos al coche eran como las 11.30 y ya se empezaba a ver a muchísima gente en el parque así que lo más recomendable es ir bien temprano.

Y ahora sí… dejábamos la montaña… se estaba terminando nuestro road trip… Nos íbamos con imágenes de ensueño grabadas en la mente…

Pero esto no termina aquí ya que nos quedaba la última etapa de la aventura: La bellísima ciudad de San Francisco

El sueño americano. Preparativos

Aquí comienza el relato de una de las mayores aventuras de mi vida: Un Road Trip por la Costa Oeste de los Estados Unidos; un viaje que ha sido uno de los mayores sueños que he podido realizar por muchas razones. Un viaje lleno de  contrastes, sensaciones, emociones y sentimientos.

Nunca me hubiera imaginado que iba a recorrer esas carreteras interminables, que iba a visitar el letrero de Hollywood o la playa de Santa Mónica.

Quien me iba a decir a mí que jugaría en un casino de la ciudad del pecado, o que iba a ver a una de mis cantantes preferidad en el legendario Colosseum at Caesar’s Palace, o que sobrevolaría el Gran Cañón del Colorado… O sentirme como un auténtico vaquero y terminar sintiéndome libre en San Francisco.

Han pasado meses desde que regresamos y sigue siendo un sueño. Un sueño que ahora quiero compartir con vosotros.

Fueron casi 7 meses de preparación y esperas, 7 meses en los disfruté como nadie preparando rutas, mirando mapas, leyendo guías, diarios de viaje, viendo películas…

Voy a intentar daros los consejos que a mí me sirvieron de mucha ayuda. Pondré el presupuesto final en la última etapa.

Lo primero que hay que poner sobre la mesa son los días disponibles, nosotros contábamos con pocos días, y una vez terminada la aventura nos arrepentimos de no haber hecho más días allí; también dependerá del tipo de ruta que queráis hacer.

Nuestra ruta tras mucho romperme el coco, pensar, mirar, calcular… quedó de esta manera:

  • 30/6/2011: Vuelo Madrid-Los Angeles (con escala Miami). Noche en LA
  • 1/7/2011: Los Angeles
  • 2/7/2011: Los Angeles-Las Vegas (noche en LV).
  • 3/7/2011: Las Vegas
  • 4/7/2011: Las Vegas
  • 5/7/2011: Ruta 66 Y Gran Cañón del Colorado
  • 6/7/2011: Gran Cañón-Monument Valley
  • 7/7/2011: Antelope Canyon-Bryce Canyon
  •  8/7/2011: ruta hasta Lee Vining.
  •  9/7/2011: Yosemite
  •  10/7/2011: Yosemite-San Francisco (noche en San Francisco)
  •  11/7/2011: San Francisco
  • 12/7/2011: San Francisco
  • 13/7/2011: San Francisco
  • 14/7/2011: Vuelta a casa con escala de unas horas en Nueva York.

Billetes de avión: recomendable entrar por una ciudad y salir por otra para aprovechar mejor los días. Nosotros tras mucho mirar y remirar en webs de aerolíneas, buscadores etc, el mejor precio lo encontramos en la web de viajes del corte inglés: www.viajeselcorteingles.es

Seguro médico: imprescindible sin duda, hay múltiples compañías, nosotros al final nos decidimos por Columbus por la relación coberturas/precio. http://www.columbusdirect.com/es/index.cfm

Coche de alquiler: absolutamente imprescindible para mí. Desconozco como será hacer este tipo de viaje en transporte público, pero la libertad que te da el coche y sobre todo la sensación de conducir por esas carreteras es indescriptible.

Os recomiendo www.ealquilerdecoches.com la más económica que encontré, contraté por teléfono, te atienden en castellano. En nuestro caso un Dodge tamaño medio. No temáis por el tema de conducir allí, era uno de mis mayores miedos, pero creedme, es muy muy sencillo.

Entradas y espectáculos varios: os recomiendo que si tenéis claro qué cosas queréis ver, lo llevéis todo reservado y comprado desde aquí para luego no llevarte sorpresas:

Los hoteles yo los llevé todos reservados porque tenía muy clara mi ruta, pero hay miles de moteles de carretera en los podréis dormir sin necesidad de hacer reserva; os dejo el listado de los hoteles en los que nos alojamos y en cada etapa entraré en detalle en cada uno.

Os aconsejo que si queréis dormir dentro de los parques reservéis lo antes posible, porque si no aparte de no tener disponibilidad, la poca que puede quedar se dispara muchísimo.

Respecto a la gasolina depósito lleno SIEMPRE.

También podéis inscribiros en http://www.premiumoutlets.com/lasvegas/ para obtener descuentos en los outlets de Las Vegas (nosotros fuimos al outlet del norte).

Otro consejo es que os saquéis el carnet de conducir internacional, vais a tráfico y os lo hacen al instante, pagando 10 euros y llevando una foto.

También tendréis que solicitar el ESTA o “visado” para entrar en los States; ahora cuesta creo que unos 14 dólares y tiene una validez de dos años. Podéis solicitarlo aquí https://esta.cbp.dhs.gov/esta/application.html?execution=e1s1

Cuanto antes vayáis haciendo todos los preparativos mucho mejor…

Are you ready ¿????? Pues abróchate el cinturón que nos vamos !!!