Un paseo por Cape Vidal

A las 6 de la mañana suena la alarma, comienza un nuevo día en Sudáfrica y nos levantamos con intención de ver amanecer desde la terraza trasera del hotel, ya que al parecer son famosos los amaneceres desde aquí, pero no hubo suerte ya que llovía intensamente. Volvemos a la cama con intención de dormir un poco más pero entre el ruido de la lluvia y los chillidos de varios monos cerca de nuestra habitación. Aprovechamos para darnos una larga ducha, desayunar un poco y organizar un poco el día.


Después de prepararnos, nos ponemos rumbo a Cape Vidal ya que en varios sitios había leído que era un must en una ruta por la zona pero antes de eso paramos en una playa solitaria de Santa Lucía, que aunque el día no acompañaba nada no quería dejar de ver esas playas tan salvajes de la zona, es increíble esa sensación que uno tiene al tener para ti solo esas inmensas playas.

1

2

Cape Vidal forma parte del parque natural Isimangaliso y está muy cerca de Santa Lucía así que sin duda alguna merece la pena acercarse a echar un vistazo.
Ojo, que la carretera no es circular, es decir, que el camino que hagáis a la ida lo tendréis que hacer a la vuelta… Nosotros no pudimos disfrutar todo lo que quisimos de la zona porque además el día no acompañaba.

Entramos en Cape Vidal (pagando 131 rands de entrada). Os seré sincero, sabía que Cape Vidal tenía unas playas fabulosas, pero la parte de la fauna me la salté por alto, y no me arrepiento. El recuerdo que tengo de ver a las primeras cebras al nuestro es sensacional.

5

Me encantan las cebras, me parecen muy bonitas y graciosas y con esos culos tan grandes que en cuanto tenían oportunidad nos enseñaban.

6

Justo al lado de las cebras pudimos ver nuestro primer ñu.

4

No os hacéis una idea de lo emocionados que estábamos ¡! No teníamos ni la más remota idea de lo que íbamos a ver en Cape Vidal (aun es bueno seguir sorprendiéndose cuando se viaja ¿no creeis?) Y esto era solo el principio…

Estuvimos un buen rato haciendo fotos a las cebras y cuando arrancamos descubrimos que pocos metros más allá… RINOCERONTES ¡!!! PARAAAAA ¡!!! Madre mía… pero que animal tan bonito ¡!!!

9

Es increíble ver un animal de aspecto prehistórico (y que además está corriendo grave peligro) tan cerca de ti… casi mirándote…

10

Nos recreamos mucho tiempo, porque además apenas nos cruzamos con más coches.

Pocos metros después nos encontramos con nuestro primer facóquero y una pequeña manada de hembras kudus.

14

12

Seguimos el camino y a los pocos metros me paré a ver a una joven cebra a la que le pudimos hacer una foto que tengo que reconocer que nos encanta, quizá porque es sencilla pero es una de nuestras fotos preferidas.

15

Llegamos a las playas de Cape Vidal y salimos a echar un vistazo a la inmensidad de esas playas del Índico… Increíble esa sensación que tuvimos en casi todas las playas de Sudáfrica al tenerlas para nosotros solos.

16

Y cuando volvimos al coche, un chico que estaba dentro de su coche nos avisó de que teníamos una de las ruedas traseras desinfladas… TERROR ABSOLUTO…. Afortunadamente estábamos a 5 metros de la gasolinera de Cape Vidal… Hinchamos la rueda y rezamos todo lo rezable para que no estuviese pinchada…

Deshicimos todo el camino que habíamos hecho para salir hacia Swazilandia y llegar al Parque Nacional Hlane ya que teníamos un largo camino por delante (más de lo esperado…) no sin antes ir parando a deleitarnos con una familia de rinocerontes que casi parecía que posaban para nosotros.

18

20

21

24

Son unos animales majestuosos y muy tranquilotes…

23

Muy cerca de ellos un par de cebras comía tranquilamente y no pudimos hacer otra cosa que disparar fotos sin parar.

25

27

28

Por cierto que justo antes de salir de Cape Vidal pudimos divisar otro de los Big Five: el búfalo.

17
Cuando salimos ya de Cape Vidal estábamos totalmente ensimismados, porque de verdad os aseguro que no esperábamos ver ningún animal… Y aun no eran ni las 12 de la mañana ¡!

Sin duda podemos decir con certeza que Cape Vidal merece todos los calificativos; y si además se tiene la suerte de tener un día soleado para poder estar mejor en esas playas… tiene que ser espectacular.
Por cierto, que también se puede hacer noche dentro del parque para disfrutar de él con mucha calma.

2 pensamientos en “Un paseo por Cape Vidal

Déjanos un comentario!